Thursday 13 de August, 2020

El exjuez Zaffaroni sobre los arrestos domiciliarios: “No se puede convertir una pena de prisión en una pena de muerte”

El siempre polémico jurista fijó posición en torno al debate que atraviesa a la sociedad entera, y que ya motivó cacerolazos en diversos puntos del país. También calificó como “chiquitaje” a mucha de la población carcelaria privada de su libertad.

Para Zaffaroni, “si lográsemos hacer una despoblación racional de los delitos de menor intensidad las cárceles quedarían en un 70, 80 por ciento, donde podemos mantener en condiciones de higiene al resto”

El exjuez Raúl Zaffaroni fijó postura en torno al debate que se desató en la sociedad por los arrestos domiciliarios determinados por la justicia para descomprimir la situación carcelaria. Con sus siempre polémicas posturas, el prestigioso jurista de nivel internacional consideró que mucha de la población privada de la libertad cometió delitos a los que definió como “chiquitaje”, y aseveró que “no se puede convertir una pena de prisión en una pena de muerte”.

“Viendo las estadísticas de condenas de los últimos años, el 70 por ciento, aproximadamente, son por delitos contra la propiedad. Hay que ver, en ese porcentaje, cuántos son con violencia física y cuáles no. Pero entiendo que, eliminando ese chiquitaje y tomando las medidas que se tienen que tomar respecto de las personas vulnerables, las cárceles quedarían en un 70, 80 por ciento ocupadas”, detalló Zaffaroni en una entrevista con el canal C5N.

“En ese ámbito podrían quedar los sujetos condenados por delitos más graves. No niego la posibilidad de que alguien que reciba arresto domiciliario sea un descerebrado, que llegó deteriorado y, en estas condiciones, la cárcel lo deteriora más, y quiera cometer otro hurto, otro robo en la calle. Pero con el policiamiento que hay va a durar poco, inmediatamente va a volver”, agregó.

El exjuez de la Corte Suprema también se preguntó “¿qué sucede con personal penitenciario que entra y sale, que llega a su casa y puede contagiar?”, y pidió observar lo que ocurre en países cercanos como Perú, Colombia o El Salvados, a cuya situación con las cárceles definió como “un desastre”. “Es eso lo que se quiere evitar. Después, cuando pase la pandemia, volverán a la cárcel, y seguiremos peleando para que las cárceles sean un poco más dignas”, continuó.

Zaffaroni también reflexionó que “si lográsemos hacer una despoblación racional de los delitos de menor intensidad, con menor índice de agresividad, las cárceles quedarían en un 70, 80 por ciento, donde podemos mantener en condiciones de higiene al resto”. “Ahora, si no logramos eso, no nos va a quedar otra. No podemos convertir una pena privativa de libertad en una pena de muerte”, aseguró.

Para finalizar, el jurista también hizo referencia a las personas condenadas por delitos de lesa humanidad. “No debe haber ningún tipo de privilegio, pero tampoco puede haber ninguna discriminación. Una cosa es que a un juez trasnochado se le ocurra darle algún privilegio, eso no. Pero la igualdad es el artículo 16 de la Constitución: lo que es igual es igual para todos. Total, con que se pasen tres o cuatro meses en la casa, no van a poder cometer otro genocidio”, concluyó.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram