Thursday 24 de September, 2020

El gobierno anunció un plan de seguridad para el conurbano: “queremos ser implacables con el delito”

El anuncio fue realizado por el presidente Alberto Fernández, que estuvo acompañado por el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, funcionarios de gobierno e intendentes de toda el área metropolitana. Uno de los oradores en el acto, Gustavo Menéndez, de Merlo, afirmó que “la inseguridad es un monstruo de mil cabezas”.

"Espero con esto poder ayudar a calmar la pena de los que padecen la pérdida de seres queridos a mano del delito", señaló el Presidente

Finalmente, el gobierno nacional anunció un mega plan para combatir el delito en el conurbano bonaerense, que contempla una inversión total de 38 mil millones de pesos, el despliegue de 3957 efectivos de fuerzas federales en la provincia de Buenos Aires, la compra de 2.200 nuevos patrulleros, la incorporación de cámaras y nuevas tecnologías en calles y paradas de colectivos, y la creación de doce nuevas unidades carcelarias para crear cinco mil nuevas plazas para alojar detenidos.

El acto fue encabezado, desde la Quinta de Olivos, por el presidente de la Nación, Alberto Fernández, quien estuvo acompañado por el gobernador bonaerense, Axel Kicillof. También asistieron la ministra de Seguridad, Sabina Frederic; su par bonaerense, Sergio Berni, y los intendentes de Hurlingham, Juan Zabaleta, y La Matanza, Fernando Espinoza. Por teleconferencia también participaron desde San Isidro el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; desde Merlo, los intendentes Gustavo Menéndez (Merlo), Alberto Descalzo (Ituzaingó), Mariel Fernández (Moreno), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas) y Diego Valenzuela (Tres de Febrero), mientras que el jefe comunal de Morón, Lucas Ghi, viajó hasta Quilmes para compartir otra de las sedes del evento.

Entre los anuncios también se encuentra la puesta en funciones de un total de cuatro mil paradas seguras conectadas a los centros de monitoreo de cada Municipio. Además, el gobierno firmó un convenio con la provincia para la transferencia de diez mil millones de pesos destinados a la adquisición de equipamiento de seguridad tales como chalecos antibalas, cámaras de seguridad, armamento, municiones, tecnología analítica aplicada y móviles policiales.

En cuanto a las plazas penitenciarias, la inversión será de $ 12.800 millones. Dos de las unidades carcelarias por crear tendrán mil plazas cada una, las otras diez serán alcaidías de 300 plazas cada una. Cabe aclarar, como ya informó Primer Plano Online en reiterados artículos, que de los 48.565 detenidos en territorio bonaerense, 5.471 se encuentran en comisarías, en un panorama de hacinamiento. El gobierno también contempla obras en 96 comisarías distribuidas en los distritos del Gran Buenos Aires, con una inversión estimada de $ 3.072 millones.

«Si este plan funciona, la impunidad bajará y eso demandará más lugares en las cárceles. Por eso buscamos crear cárceles que den condiciones de encierro adecuadas a los que delinquen», reflexionó el Presidente en su discurso. «Vamos a ser implacables, con el Código Penal en la mano», enfatizó. Lo escuchaban, presentes tanto en Olivos como en Merlo, San Isidro y Quilmes, familiares de víctimas de la inseguridad, que claman por justicia.

Plan De Seguridad

“En el gran Buenos Aires se concentró el problema de la inseguridad. Cotidianamente vemos cómo los delitos se repiten. El crimen organizado sabe juntar sus soldados en la pobreza. Estamos haciendo un esfuerzo denodado para cubrir las necesidades de los que más necesitan, y que no se dejen tentar por el delito. Pero si alguno se tienta hay que ser implacable en la justicia”, expresó. “Lo que buscamos es que circular por las calles no sea un riesgo. Que el delincuente sepa que lo estamos mirando”, agregó.

Por su parte, el gobernador Kicillof consideró que “este plan es uno de los más importantes que se tenga memoria”. “Hacía falta una enorme inversión para que la Policía de la Provincia pudiera recuperar la capacidad operativa que debe tener», argumentó, y destacó que “la lucha contra el delito «debe abordarse de manera multidisciplinaria e integral».

El mandatario también anticipó el egreso de diez mil nuevos efectivos en los próximos 18 meses, pero “con una formación distinta, que hará eje en lo profesional pero también en lo humano». «Lo más importante que estamos haciendo hoy es decirle al pueblo de la provincia que nos estamos ocupando de la inseguridad porque entendemos que no se pueden cometer delitos», cerró.

Para finalizar, Gustavo Menéndez, uno de los intendentes de los distritos más golpeados por la violencia delictiva, manifestó su gratitud para con la inversión definida por el gobierno nacional. “La inseguridad es un monstruo de mil cabezas y el abordaje debe ser multidisciplinario”, aseveró, mientras que su par de San Isidro, Gustavo Posse, destacó que “nos convocaron a todos los intendentes sin distinciones de banderías políticas”.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram