Wednesday 3 de March, 2021

El hijo de un violador serial en la mira de la justicia: hay tres denuncias por abusos aunque las víctimas llegan a trece

Franco Brauton tiene 27 años y es hijo del contador Alberto Walter Brauton Steimbach, quien fuera condenado a 40 años de cárcel por siete violaciones, tres intentos, robo y nueve raptos. Ahora parece repetir la aberrante historia de su padre. Detalles de un caso estremecedor.

Franco Brauton (izquierda), acusado de seguir las vejaciones cometidas por su padre, quien cumple una condena a 40 años por reiteradas violaciones en zona oeste

Hay tres denuncias formalizadas en la justicia de Mercedes contra Franco Brauton. La primera es de 2018; la segunda de un año después; la última, con fecha en la Navidad pasada. Todas son idénticas, y en cada caso las víctimas acercaron pruebas a la justicia para demostrar el calvario que padecieron. Sin embargo, recién ahora la investigación tomó vuelo a partir de que las chicas abusadas se decidieron a salir a contarlo. Y que una abogada se puso al frente de la causa en representación de todas.

El caso sería uno de los tantos que se cuentan en los medios si no hubiera detrás, además del drama personal de cada jovencita, un antecedente estremecedor. El acusado es hijo del contador Alberto Walter Brauton Steimbach, quien fuera condenado a 40 años de cárcel por siete violaciones, tres intentos, robo y nueve raptos ocurridos entre enero y marzo de 2005 en Loma Hermosa, Merlo, San Alberto, Castelar, Moreno e Ituzaingó.

Algunas de las chicas que denunciaron a Brauton hijo con la abogada que las patrocina, Valeria Carreras

Todas sus víctimas tenían entre 17 y 23 años y en cada ataque hay un elemento que se repite: el violador usaba preservativo. En 2009 fue condenado debido a las innumerables pruebas en su contra y en 2013, mediante un permiso especial otorgado por el juez Humberto González, del Tribunal Oral Criminal Nº 2 de Morón que lo había sentenciado, logró escaparse en una de las visitas a la casa de su madre. Cinco años más tarde en Bolivia, tras una mega investigación, fue capturado en Bolivia, donde se había radicado con otra identidad.

Aquella historia, fácilmente ubicable en los archivos de Primer Plano Online, se amplifica por estas horas. Es que el hijo de ese violador serial está denunciado en tres causas formales que instruye la Ayudantía Fiscal de Marcos Paz por los delitos de abuso sexual con acceso carnal. En medio hay varios otros delitos, como lesiones, tocamientos y corrupción de menores, por caso.

EXCLUSIVO: una heladera y el comercio que estaba cerrando, las claves para atrapar al violador serial que cayó en Bolivia

“La causa avanzó a partir del 30 de diciembre. Hasta ese momento sólo se habían tomado los testimonios de las víctimas. Recién el 5 de enero se le tomó una muestra de sangre al acusado, para poder cotejar con el material genético aportado por las víctimas”, consignó Valeria Carreras, la abogada que patrocina a las chicas que denunciaron a Brauton hijo. La extracción se realizó en el hospital de Chivilcoy con un dato no menor: haberse negado hubiera representado una presunción en su contra frente a un delito sexual.

Ropa interior, un pantalón ensangrentado y hasta un preservativo que una de las jóvenes indicó a la Policía Científica dónde estaba tras reconstruir el recorrido con el GPS del celular. “El modus operandi lo repite siempre el atacante: busca mujeres aniñadas, menuditas, para que no se puedan defender y porque son más fáciles de manipular mentalmente”, detalló la letrada. Otra característica: las víctimas, en su mayoría, estaban en estado de ebriedad.

Un elemento clave incorporado al expediente: el auto de Brauton siguiendo de cerca a una de sus víctimas, a la que subió al rodado engañándola con que la perseguía un joven

Con su trabajo, Carreras consiguió varias cámaras de seguridad en donde se lo observa a Brauton hijo pasar por los lugares y hablar con las chicas desde su auto. Luego las invita a subir y ahí las termina sometiendo. Una de ellas, incluso, comentó el temor que vivió al sentirse intimidada en la calle por otro sujeto que caminada a pocos metros suyo. Ahí apareció el auto del hijo del contador y ella accedió. “Le decía que tenga cuidado con ese tipo que la seguía”, indicó la abogada.

La catarata de pruebas aportadas y sugeridas a la Fiscalía interviniente es abrumadora. El acusado vive en Marcos Paz, fijó domicilio en ese distrito, y es también profesor de música. Sin embargo, la sospecha de la letrada patrocinante de las víctimas es que pueda fugarse, por el nivel de ingreso que mantiene mensualmente.

Además, hay un dato novedoso que se conoció ayer: el juez de Garantías Nº 1 del Departamento judicial Mercedes, Marcelo Enrique Romero, rechazó el pedido de eximición de prisión realizado por la defensora de Brauton, Mónica Smidt, sin que eso implique emitir una opinión en torno a las investigaciones en marcha. Además, el magistrado definió que las tres causas en curso se unifiquen en el Juzgado de Garantías Nº 3.

El ataque a sus víctimas desde un auto y el uso de preservativo son cuestiones que vinculan a padre e hijo, aunque otro hecho puntual es impactante por los puntos de encuentro en común: son defendidos por mujeres. Sus personalidades seductoras también se manifiestan de ese modo. Las denunciantes también deben luchar contra un silencio que aturde en el pueblo, donde ese apellido es de una familia conocida en la ciudad. Además de su calvario, las víctimas encuentran obstáculos en su propio círculo íntimo.

Material genético, ropa de las víctimas, de las cámaras de seguridad de chicas que lograron esquivar al violador (que, por ejemplo, pasó siete veces por un mismo lugar e invitó a subir a dos chicas): todo está en poder de la justicia. En base al relato de las mujeres vejadas, se desprende que Brauton hijo actuaba sobre chicas que salían de una fiesta o de bailar y se ofrecía a llevarlas para someterlas en ese momento, en estado de completa indefensión.

INFORME: La justicia condenó a la mujer que ayudó a escapar al violador serial pero con una pena mínima, ya que también la consideró víctima

Brauton está libre, pero en la mira de la justicia. “Pedí especialmente que se solicite no solo a migraciones sino al Ministerio de Seguridad bonaerense, a cargo de Sergio Berni, que realice los controles necesarios para evitar que se fugue”, precisó la abogada Carreras.

Las chicas, con temor pero con la confianza que les aporta su letrada, reúnen elementos para que no demoren más las pericias. “Disculpame, pensé que te gustaba”, fue uno de los tantos mensajes que le envió el acusado a una de ellas luego de un ataque sexual. Eso es una autoincriminación lisa y llana. De todo eso hay capturas de pantalla, incluso de las fotos de las lesiones que muchas de ellas presentaban luego de las violaciones. Ahora es todo deber de quienes investigan.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram

2 Comentarios en El hijo de un violador serial en la mira de la justicia: hay tres denuncias por abusos aunque las víctimas llegan a trece

  1. Me parece raro que una chica se suba al auto de un desconocido si es que no hay una amenaza. Está mal redactada la nota,dicen «las invitaba a subir a su auto y las sometía «¿una chica se va a subir al auto de un extraño así nomás con las cosas feas que pasan?,No me cierra. De tal padre,tal hijo,Heredó los genes psicópatas del padre. Que los maten a los dos

Los comentarios están cerrados.