Wednesday 23 de September, 2020

El horror después del horror: investigan si el asesino que mató a la anciana en Merlo intentó abusarla sexualmente

La mujer fue encontrada sin ropas en la parte superior del cuerpo y los pantalones a la altura de las rodillas. El estremecedor relato de la nieta de Lucinda, que también era bisabuela y seguía trabajando en una casa de familia: “nos arruinaron la vida, era nuestro pilar”.

Lucy, sentada y rodeada de sus afectos: una característica que la distinguió en su vida, hasta el abrupto final

La familia de Lucinda Palavecino no sale del horror. A la espera de la entrega del cuerpo para poder darle el último adiós, situación que se realizará luego de la autopsia ordenada por la justicia, los allegados a la mujer que murió luego de agonizar una semana siguen consternados por el brutal asesinato de una persona indefensa, que no le hacía daño a nadie y ayudaba en cuanta necesidad hallara a su alrededor.

Lucy pasó una semana en coma, sin responder a ningún estímulo ni actividad neurológica alguna. “Tenía muerte cerebral”, contó Alejandra, su nieta, en conversación con Primer Plano Online. Lo cierto es que los médicos le habían quitado el suministro de medicación y esperaban el desenlace, que finalmente llegó ayer.

¿Cómo pasó todo? Tal cual como fue informado. La abuela había sacado a la calle dos baldes con agua, que tenía como costumbre tirar en el cordón para no llenar el pozo de la vivienda ubicada sobre la calle Malvinas al 500, en Libertad, donde la anciana vivía con su nieto. El muchacho había ido hasta la casa de su hermana, exactamente a la vuelta de la casa, para buscar pizzas caseras que habían preparado para cenar. En ese interín, Lucy salió a la puerta y el asesino la atacó.

EL TESTIMONIO DE LA NIETA DE LUCY

 

“Nosotros le decíamos que eso no lo tenía que hacer, pero era su costumbre. Pero estamos seguros que fue en ese momento, porque los baldes quedaron afuera”, narró Alejandra. Un vecino que pasaba por allí se extrañó de la situación, dado que conocía el movimiento de la casa. Comenzó a llamar a Lucy y este hombre se asomó diciendo que era el sobrino, cosa que lo terminó de alertar. Comenzó a gritar, le pidió a su esposa que llame al 911 y el delincuente intentó escapar por el fondo de la casa pero fue atrapado por los vecinos.

“Menos mal que en ese momento llegó la Policía, porque sino lo mataban a golpes. La gente estaba furiosa, porque ya habían encontrado a mi abuela toda golpeada”, describió la nieta de Lucy. Desde aquel momento hay otro hecho que tiene quebrada a la familia: la abuela no tenía la parte superior de sus prendas y los pantalones estaban a la altura de sus rodillas. Lo que sospechan tanto sus allegados como los investigadores es que quiso abusarla. Y no se sabe si lo consiguió. Eso se sabrá con la autopsia.

LOS ANTECEDENTES DEL ASESINO

Impotencia: murió la anciana golpeada salvajemente durante un asalto a su casa de Merlo

La nieta de Lucy espera tener información de la causa y pide ayuda, dado que no tiene dinero para afrontar el costo de pagarle a un abogado. “Nos llamaron para ofrecerse pero nos piden de 25 mil pesos para arriba y no podemos”, aseguró la joven. “Nos arruinaron la vida. Mi abuela era el pilar de esta familia. Todos en el barrio la conocían y saben de sus características humanas, que cuando sabía de alguien que no tenía para comer iba a comprar y le llenaba la heladera”, cerró Alejandra.

Lucinda cobraba una jubilación mínima y, a sus 78 años, seguía trabajando en una casa de familia con tareas domésticas. Formaba parte de ese hogar desde hacía dos décadas. Era mamá de dos hijos, abuela de dos nietos, bisabuela de cinco bisnietos y hasta llegó a conocer a su tataranieta.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram