Tuesday 28 de September, 2021

El robo de una moto, una rencilla barrial, un hombre que agoniza y tres detenciones: historia detrás del tiroteo en Libertad

Pablo Llorente y Matías Burgueño se enfrentaron a tiros para resolver una vieja disputa en lo que aparenta ser un tema vinculado a drogas. Además, surgió el dato de que la moto en la que viajaba uno de ellos había sido robada media hora antes de la balacera.

Con esa arma cromada uno de los protagonistas del tiroteo había robado una moto media hora antes de la balacera

Una feroz balacera a pocos metros, dos inocentes heridos y un misterio que duró varias horas. Finalmente fueron detenidos los dos sujetos que protagonizaron el martes por la noche el feroz tiroteo frente a una vivienda de la calle San Benito al 1900, en la localidad de Libertad, partido de Merlo.

Fuentes judiciales confirmaron a Primer Plano Online que los arrestados fueron Matías Burgueño, el sujeto que descendió de un Fiat Uno en la entrada de la citada finca y disparó contra el otro detenido, Pablo Llorente (39), todo indica que por una vieja rencilla vecinal entre ambos. El primero de ellos atacó con una pistola calibre .9 milímetros; el segundo se defendió con un calibre 22 cromado, un dato de relevancia para la investigación.

En esa moto llegó Llorente a la vivienda de San Benito al 1900: cuando ingresaba fue sorprendido a tiros

¿El motivo? La moto en que se movilizaba Llorente, una Motomel 150cc, había sido reportada como robada media hora antes del tiroteo a pocas cuadras de allí. Sin embargo, el intercambio de balas hasta el momento nada tiene que ver con ese robo, sino que la justicia lo vincula a temas previos que podrían estar vinculados al manejo de drogas en la zona. De hecho, en los allanamientos para arrestarlos la Policía incautó marihuana.

Los procedimientos para dar con ambos sujetos fueron realizados en una vivienda de la calle Combate de los Pozos casi esquina Craig, de Libertad, donde fue aprehendido Burgueño. A Llorente lo encontraron en su casa de Soler al 1500, de esa misma localidad. Hubo un tercer aprehendido en la causa que por el momento se investiga qué grado de participación tuvo: se trata de Rodrigo Agustín Todini, a quien hallaron en un domicilio de Pasadores al 3.700, en Castelar sur.

En poder de Llorente los investigadores incautaron la moto que había sido robada, el arma cromada con la que se defendió de los disparos y que además tenía pedido de secuestro desde el año 2009. En las fincas en las que encontraron a Burgueño y a Todini no hubo secuestros.

Llorente, Burgueño y Todini (de izquierda a derecha) permanecen a disposición de la justicia

El otro dato importante es que se encuentra grave la víctima inocente que resultó baleada sin tener nada que ver con el hecho. Es Miguel Ángel Ávila, el propietario de la vivienda que alquila el matrimonio al que había ido a visitar Llorente. Recibió un disparo en el abdomen que le provocó serias lesiones y ya fue operado de urgencia, pero necesita otra intervención que se realizará luego de las siempre críticas primeras 48 horas. Su esposa también recibió un tiro en la mano, pero está fuera de peligro.

Hasta el momento, la causa está caratulada contra Burgueño (que tiene antecedentes por un hecho similar en el que fue condenado por juicio abreviado) como homicidio simple en grado de tentativa en tres hechos (contra el matrimonio de Avila, su mujer y Llorente) y portación ilegal de arma de fuego. En tanto, a Llorente le imputan la el robo agravado por el uso de arma y la portación ilegal de arma de fuego. La situación de Todini está por resolverse.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram