Friday 30 de October, 2020

El secuestrador virtual que cayó en su trampa: una de sus víctimas lo entretuvo y la Policía lo atrapó, pero ya está libre

Jonathan Scherzo vive en Capital Federal pero ejecutaba falsas privaciones de la libertad a vecinos de La Matanza llamando de madrugada a casas de familia. Fue detenido cuando iba a cobrar un supuesto rescate.

Secuestrador virtual
El joven ejecutaba secuestrador virtual estuvo tan sólo 24 horas detenido, pero la justicia ya lo liberó

Un secuestrador virtual cayó en su propia trampa: fue engañado por una persona a la que quiso cobrarle un falso rescate y terminó detenido por la Policía. Lo curioso del hecho es que el joven fue dejado en libertad por la fiscal de la causa, que le imputa el delito de tentativa de estafa dado que el hecho no se concretó y no existió tal privación de la libertad. Léase, la figura legal es similar a pretender pagar en el kiosco con dinero falso.

El hecho ocurrió en Lomas del Mirador, partido de La Matanza, el jueves por la noche luego de que la víctima, un comerciante de 40 años, recibió una llamada al teléfono de su casa. Del otro lado de la línea estaba un presunto secuestrador, quien le comunicó que tenía a su hijo secuestrado y le pidió dinero para liberarlo. Pese a que su hijo estaba en su vivienda descansando, el comerciante decidió seguir con la conversación y tenderle una trampa al estafador: lo citó en la esquina de su casa para pagar el rescate.

Cuando cortó, claro, llamó a la comisaría de la zona y les dio a los policías los detalles de la maniobra. Unos minutos más tarde, la víctima se encontró con el falso secuestrador a media cuadra de la avenida General Paz. Lo que el ladrón no sabía era que un patrullero lo esperaba escondido «a una distancia prudencial».

Todo salió de acuerdo al plan: en el momento en que el delincuente levantaba la falsa bolsa de dinero, la Policía apareció en escena y lo detuvo. El estafador fue identificado como Jonathan Francisco Sherzo, de 20 años, con domicilio en el barrio porteño de Almagro. Además de la detención del joven, los policías incautaron una bolsa de nylon blanca con trozos de papel, un celular y el auto en el que se movía, un Peugeot 207 blanco.

La investigación del caso quedó en manos de la fiscal María Soggio, de la UFI N° 6 del Departamento Judicial La Matanza, quien lo indagó ayer para intentar establecer si el sujeto había participado en otros hechos de similares características. Pero luego de indagarlo, la fiscal dispuso su libertad porque el rescate no se cobró y el secuestro no existió. Entonces, todo quedó en la figura de tentativa de estafa, un hecho excarcelable.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram