Tuesday 22 de September, 2020

El Servicio Alimentario Escolar en Hurlingham abastece en cuarentena a 27.000 alumnos del sistema público

El Consejo Escolar local es uno de los responsables de esta articulación entre Gobierno municipal, establecimientos educativos y organizaciones sociales. Ya comenzó la sexta entrega de bolsones de alimentos en las escuelas del distrito.

Jorge Verón, presidente del Consejo Escolar de Hurlingham, a cargo de la coordinación de la entrega de bolsones de alimentos

El objetivo de la movida es claro: hacer efectivo el derecho de los niños y niñas a una alimentación integral. Jorge Verón, presidente del Consejo Escolar de Hurlingham dialogó con Primer Plano Online para contar de qué se trata la iniciativa: “es un trabajo del cual estamos muy orgullosos porque podemos concretarlo de manera rápida y eficaz, haciendo respetar los protocolos de distancia, utilizando kits de seguridad y también cuidando a quienes se acercan y esperan en las filas”.

Verón otorga detalles sobre la decisión de la Provincia de Buenos Aires de universalizar la entrega a todos los niveles educativos (inicial, primaria y secundaria), acción que se realiza cada 15 días. “Antes de eso la mayoría de las escuelas contaban con un servicio de desayuno y merienda, y no todas contaban con comedor o viceversa. Con esta medida hoy estamos hablando de dos entregas quincenales de un bolsón equivalente a 750 pesos por mes” indicó el consejero escolar.

Existe un dato no menor que refleja la magnitud de la obra: “Si en una familia hay cinco chicos en edad escolar, cada uno de ellos recibe su bolsón” declaró Verón al mismo tiempo que reivindicó la labor de los directivos y docentes de las escuelas “que con su sensibilidad y dedicación para con la comunidad educativa conocen quienes se encuentran en condición de mayor vulnerabilidad y llegado el caso, se hace un refuerzo en beneficio de esa familia”.

El Servicio Alimentario Escolar está a cargo del Municipio de Hurlingham, y fueron ellos quienes decidieron ampliar la entrega a los vecinos que se acercan a las escuelas a solicitarlo. Verón señaló que los pedidos no sólo surgen de los sectores populares o de la clase trabajadora, sino de personas de clase media y autónomos que sin trabajar desde hace dos o tres meses se ven en la necesidad de recurrir a esta ayuda. “Si bien los destinatarios de esta iniciativa son los chicos y chicas cubiertos por el SAE, contamos con un grupo de voluntarios anotan sus datos personales para redireccionar los bolsones remanentes y poder realizar las entregas extras”, concluyó Verón.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram