Sunday 20 de September, 2020

El sindicato de trabajadores municipales de Morón es un polvorín a punto de estallar

La Justicia Federal dispuso la intervención del gremio en setiembre del año pasado a partir de las denuncias de los propios trabajadores, que cuestionaron la administración en ese momento a cargo de Pablo Salvo. Ahora, las autoridades esperan el paso de la pandemia para llamar a elecciones.

“Ese sindicato es inviable”, fue el lapidario diagnóstico que brindó Rubén ‘Cholo’ García, el mandamás de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerense (FESIMUBO)

En los 90’ supo ser un sindicato muy poderoso e influyente en la vida política de Morón. Nunca estuvo ajeno a los escándalos que por aquellos años eran moneda corriente, cuando gobernaba el distrito Juan Carlos Rousselot. Se trata del Sindicato de Trabajadores Municipales de Morón (STMM), que nuclea también a los Municipios de Hurlingham e Ituzaingó.

Con la llegada de Martín Sabbatella a la intendencia, el enfrentamiento entre el ex jefe comunal y la conducción del gremio fue literalmente feroz. A raíz del enfrentamiento de época, el sabbatelismo generó las condiciones para que surja una fuerza sindical paralela: el Sindicato de Empleados y Trabajadores Municipales, gremio que actualmente conduce Luis Duré, cuyo embrión fue pensado para restarle cantidad de afiliados y por ende poder de fuego al STMM.

A partir de allí la debacle del gremio fue superándose a medida que pasaban las distintas administraciones en la organización sindical y en el palacio municipal. “Ese sindicato es inviable”, fue el lapidario diagnóstico que brindó Rubén ‘Cholo’ García, el mandamás de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerense (FESIMUBO), a la que el STMM está afiliado.

El desprestigio ante los propios representados, la actitud entreguista de algunos de sus dirigentes en un pasado no muy lejano, las pésimas administraciones y las internas feroces forman un cóctel explosivo, que García teme en cualquier momento estalle. En diálogo con Primer Plano Online, el líder de la federación avizoró el “inminente el llamado a elecciones”. “No bien estén dadas las condiciones, por la pandemia, realizaremos la convocatoria para que los trabajadores puedan elegir a sus representantes y empezar a encausar el rumbo del sindicato”, estimó.

Como informó este medio, la Justicia Federal dispuso la intervención del gremio en setiembre del año pasado a partir de las denuncias de los propios trabajadores, que cuestionaron la administración en ese momento a cargo de Pablo Salvo. “Cuando designamos a Víctor González como interventor, al poco tiempo nos horrorizamos del estado del gremio. Me refiero a las finanzas y a la situación edilicia del edificio, en total estado de abandono”, describió García.

“Los dirigentes que estuvieron al frente del gremio durante la gestión de Tagliaferro estaban muy pegados al gobierno municipal. Hacían y aceptaban todo lo que el ex intendente quería”, reveló el ‘Cholo’. La intervención de Víctor González finalizó en abril de este año y fue reemplazado por Adrián Gouin, quien asumió la conducción del sindicato en compañía de Luis Suárez y Érica López, estos dos como normalizadores. Gouin y Suárez se alejaron a las pocas semanas de asumir. El segundo de ellos fue reemplazado por Gabriela Pintos.

A partir del alejamiento de Gouin (es secretario general de los municipales de Esteban Echeverria), el gremio quedó en manos de las normalizadoras, ahora nombradas interventoras. Por un lado, Érica Suárez; por el otro, Gabriela Pintos. El problema, como si todo lo anterior fuera poco, es que a su vez ambas están enfrentadas entre sí. Ellas están secundadas por cuatro representantes de otras agrupaciones internas del gremio, quienes cuestionan el manejo de «la caja» que administran Suárez y Pintos, además pretenden tener poder de decisión al igual que las dos interventoras, y eso genera más cortocircuito interno.

“Quieren conducir el sindicato para hacer negocio con la política. Poco les importa los trabajadores y mucho menos la organización sindical”, reflexionó ante la consulta de este medio una voz autorizada del ámbito municipal. La falta de experiencia y de cintura política de quienes hoy están al frente del otrora poderoso sindicato municipal de Morón lo convierten en un verdadero polvorín a punto de estallar.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram