Tuesday 26 de January, 2021

Con un emotivo acto, bautizaron a una plaza de Ituzaingó con el nombre de dos víctimas de la tragedia de Cromañón

Se trata de Cecilia Romieux y Luis Zárate, quienes murieron en el incendio en el boliche de Once aquel fatídico 30 de diciembre de 2004, hecho del cual hoy se cumplen 13 años. “Van a estar presentes siempre en el corazón de sus familiares, de sus amigos, en esta plaza y en el aire”, los evocaron. Mirá el video.

Plaza Los Pibes de Cromañón

Familiares, amigos, vecinos, autoridades municipales y concejales de diversos bloques políticos de Ituzaingó brindaron un emotivo homenaje a dos vecinos del distrito que murieron en el fatídico incendio en el boliche República de Cromañón aquel 30 de diciembre de 2004 durante un recital de la banda de rock Callejeros.

Se trata de Cecilia Romieux y Luis Zárate, con cuyos nombres abreviados se bautizó a la plaza ubicada en Martín Rodríguez y Venezuela. ‘Los Pibes de Cromañon, Ceci y Luis’, se denomina ese espacio público desde ayer. “Van a estar presentes en el corazón de sus familiares, de sus amigos, en esta plaza y en el aire, siempre acompañándonos”, fue la frase de presentación de la breve pero conmovedora ceremonia, en donde reinaron los aplausos y las lágrimas para recordar a las 194 vidas que se apagaron en la masacre provocada por la desidia y la corrupción, según determinó la justicia.

Sofía Romieux, la hermana de Cecilia, recordó que, cuando sonó el teléfono hace 13 años y les avisaron lo peor, como familia tuvieron que “aprender a vivir”. En rigor, a llevar la ausencia. “Cuando empecé el colegio en 2005 era obvio que el tema iba a salir. Una profesora nos dio de tarea que dibujemos a nuestras familias, y en casa decidimos dibujarnos a cada uno de nosotros y a Ceci la representamos con una flor”, graficó con la voz entrecortada.

Le siguió el discurso de Elena Zárate, la madre de Luis, quien entre sollozos lamentó que no la hayan dejado ver el cuerpo de su hijo “para poder decirle cuánto lo amaba”. Es algo que sigo sintiendo hoy en día, no haber podido abrazar a ese ser al que le di la vida”, expresó. El silencio atravesó la jornada por lo fuerte de su testimonio manifestado a corazón abierto.

Además del nombre de la plaza, también se descubrió un mural hecho por los chicos del programa Envión, en donde pueden apreciarse las emblemáticas zapatillas que ya son un símbolo para recordar a los fallecidos. “Fue una masacre producto de la irresponsabilidad, de la impericia, pero fundamentalmente de la falta de contemplación y de amor”, argumentó Pablo Descalzo, jefe de Gabinete municipal.

Plaza Los Pibes de Cromañón
El mural lleva las simbólicas zapatillas, emblema de la tragedia del boliche de Once

Uno de los padres más combativos de las víctimas del incendio es José Iglesias, abogado, quien también dijo presente en la evocación a los vecinos de Ituzaingó. En sus palabras, enfatizó que “no son los chicos de Cromañón, son los pibes de Cromañón, bien confrontativo, como eran ellos”, y valoró el gesto de muchos de los fallecidos, que “entraban y salían para salvar a otros chicos, y morían, los solidarios, los antisistema, ricos, pobres, estudiantes, vagos, todo junto”, describió. “Está bueno que la plaza se llame así porque cuando alguien pase por acá y lo vea no va a sentir que le están hablando del fondo de la historia, sino una palmadita que les diga ‘mirá que esto nos pasó a nosotros y te puede pasar a vos eh’”, cerró.

La ceremonia finalizó con las palabras del padre Luis. “Amigo soy de mis amigos pero más lo soy de la verdad. Y en honor a la verdad hace tiempo que no tengo un fin de año tan triste. Pero, como soy creyente y para colmo soy cura, la esperanza no la tengo que perder. Qué quedaría de ustedes sino”, fue el mensaje sencillo del sacerdote, antes de convocar a una oración en memoria de los pibes.

Plaza Los Pibes de Cromañón
Elena, mamá de Luis, y Sofía, hermana de Cecilia, expresaron palabras que emocionaron a todos los presentes

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram