Friday 27 de November, 2020

Empresario de Castelar preso por abusar de sus hijas pidió arresto domiciliario: la reacción de las víctimas

Alejandro Rosario Manuel Leguizamón tuvo su primera denuncia en contra en 2016, cuando una de las víctimas recibió una carta escrita por él mismo en la que le proponía irse a vivir como pareja. Estuvo prófugo 28 meses y hoy espera en la cárcel desde enero del año pasado. El juicio se postergó por la pandemia.

Alejandro Leguizamón
Alejandro Rosario Manuel Leguizamón fue arrestado por agentes de la DDI Morón en una casa que alquilaba en Rafael Castillo

“Lo mío con vos no es abuso, es incesto. Yo estoy enamorado de vos, y juntos tenemos que hablar con tu mamá para que ella haga una terapia y lo acepte”. Eso decía un escrito que todavía estremece de sólo leerlo. Se lo escribió Alejandro Rosario Manuel Leguizamón a su propia hija Romina, esa de la que abusó en reiteradas ocasiones desde que era chica. Aunque no fue su única víctima.

Ella se animó a denunciarlo en 2016 y desde entonces se inició la investigación en su contra. “Desde que tengo uso de razón fui abusada muchas veces. Era demasiado el acoso, no podía ni ir al kiosco. Me costó mucho tomar la decisión de hacer la denuncia, entrar en detalles y que se enterara mi mamá”, reveló Romina, la primera de las mujeres que se animó a exponer su calvario. Fue durante una de las emisiones del programa periodístico Primer Plano.

Desde que la denuncia se concretó, la justicia ordenó la detención del sujeto. Pero el empresario, oriundo de Castelar sur, se mantuvo prófugo durante 28 meses. En enero de 2019, cuando salía de la casa en la que se refugiaba, en Rafael Castillo, fue detenido por la Policía. Y desde entonces está preso. La instrucción de la causa avanzó y hoy está elevada a juicio, que tenía fecha para junio pero se postergó por la pandemia.

La novedad del caso ahora es que Leguizamón, a través de sus abogados defensores, pidió el arresto domiciliario a raíz de ser una persona de riesgo por la pandemia de Covid-19. La reacción de su familia fue inmediata: “nos oponemos y repudiamos la sola posibilidad de que se le otorgue prisión domiciliaria, así como también nos oponemos a que se le otorgue cualquier otro beneficio que perturbe la prisión preventiva”, afirmó Evangelina, otra de las víctimas del sujeto, a Primer Plano Online.

“Sabemos que el imputado ha estado prófugo de la justicia por casi tres años, obstaculizando la continuidad de la investigación penal. Sinceramente, no estaríamos seguras para nada, porque va a violar la domiciliaria y si puede se va a volver a profugar”, agregó la joven, quien concluyó: “la sola posibilidad de la prisión domiciliaria pone a la víctima en un lugar revictimización, y genera un estado de inseguridad física y mental”.

A modo de rechazo del pedido, la familia escribió una carta destinada al Tribunal Oral Criminal N°1 de Morón, integrado por los jueces Mariana Maldonado, Juan Carlos Uboldi y Claudio Chaminade, a cargo del caso. Está acompañada por firmas de organizaciones sociales, entidades intermedias y personalidades de Morón y alrededores. La entregarán en las próximas horas, para que su voz sea escuchada antes de la decisión final de los jueces.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram