Thursday 29 de October, 2020

En medio del amor que le tributan los hinchas del ‘Gallo’, Migliardi enfrenta el desafío más complejo de su corta carrera

Deportivo Morón será árbitro involuntario y puede mandar al descenso a Los Andes, el equipo en donde el exarquero también supo ser ídolo. El recuerdo de agosto de 2000, cuando fue tapa de la revista El Gráfico.

Chiche Migliardi
Chiche Migliardi junto a Sebastián Sibelli, un equipo de trabajo que algunos sueñan podría quedarse al mando del plantel para el próximo torneo

De repente, Morón encuentra un cierre de temporada en alto nivel con gente de la casa. Alejandro ‘Chiche’ Migliardi tomó el fierro caliente que dejó la dupla Méndez-Pico y se hizo cargo de un plantel golpeado, con serias dificultades de permanencia en la categoría y en medio del papelón por la fallida contratación de Juan Pablo Pumpido como técnico, hecho que derivó en la salida del presidente Alberto Meyer.

Pero, como por arte de magia, ese panorama se modificó abruptamente con un resultado, que fue la victoria ante Olimpo. Después vino la derrota como local de Los Andes ante Chacarita y la salvación. Léase, en pocos días el ‘Gallo’ cambió absolutamente el clima y lo que era oscuridad se convirtió en luz.

Uno de los responsables del momento es el exarquero del plantel profesional de Morón, un hombre reconocido por sus atributos deportivos y su tono de voz bajo pero, asimismo, por su don de buen tipo. ‘Chiche’ Migliardi es, además de un emblema futbolístico, un personaje clave en la historia reciente del club del oeste, desde su retiro y su participación activa en la formación de juveniles.

Anoche Primer Plano Online titulaba que se había convertido en el técnico más efectivo de la Argentina, a raíz de que consiguió el cien por ciento de los puntos que disputó. Las victorias ante los bahienses y la de ayer con Rafaela le otorgan ese halago y hasta se leyó el hashtag en redes sociales #QuedateChiche. Es que no son pocos en el club los que piensan en cuál es la necesidad de ir a buscar afuera lo que tranquilamente tenés adentro. El ejemplo de Pablo Vicó en Brown de Adrogué es más que específico.

SU HISTORIA CON LOS ANDES

Chiche Migliardi

El día en que ‘Chiche’ Migliardi fue tapa de El Gráfico luego de una descomunal actuación en cancha de Racing como arquero de Los Andes

Corrían los primeros días de agosto del año 2000 y Los Andes se aprestaba a debutar en Primera División después de 29 años de ascenso. Migliardi había sido parte del planteo que consiguió subir a la máxima categoría del fútbol argentino aunque sentado en el banco de los suplentes, porque el titular fue en toda la temporada en cordobés Darío Sala, de nivel superlativo.

El conjunto de Lomas de Zamora debutaba en el Cilindro de Avellaneda ante Racing, que se había armado para pelear arriba. Pero nadie contaba con que aquella tarde de domingo 6 de agosto de principios de siglo en el arco del equipo conducido por el recordado Jorge Ginarte iba a estar un joven golero que se tapó todo y tuvo una actuación fabulosa. A punto tal que ‘Chiche’ fue tapa de El Gráfico, la revista que mostraba todos los movimientos del deporte en aquella época y que era lo máximo en materia deportiva.

Pese a que la rompió, Migliardi no tuvo continuidad en ese equipo y, al próximo partido, fue suplantado por Cristian Muñoz, un juvenil que llegó a Los Andes procedente de Boca Juniors. Incluso en la segunda rueda, cuando el equipo terminó descendiendo con Miguel Ángel Russo como entrenador, el arquero fue José María Buljubasich, con ‘Chiche’ sentado en el banco.

El ahora entrenador interino de Morón tiene gratos recuerdos de su paso por Lomas de Zamora, y mantiene una ligazón afectiva con el club que le permitió jugar en Primera División. Lo curioso es que de Los Andes se fue a su clásico rival: ni más ni menos que Banfield, donde también ascendió a Primera, aunque luego de consagrarse ante Quilmes en el Nacional B se fue de esa entidad.

DECLARACIONES DE MIGLIARDI A MORÓN TV: 

Las vueltas de la vida y el deporte ponen a Migliardi frente al desafío más incómodo de su corta carrera como técnico profesional, porque su antiguo club puede descender a la B Metropolitana más allá de que gane en el Urbano, porque dependerá de lo que suceda en otro estadio (Quilmes-Olimpo) para definir el destino de los lomenses.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram