Sunday 17 de January, 2021

En una sesión exprés y sin debate, aprobaron el contrato de recolección de residuos y el dictamen para aumentar las tasas en Hurlingham

Con una curiosa modificación de posturas de los concejales aliados al oficialismo y con respaldo opositor, dos temas que habían provocado diferencias en el recinto con el Departamento Ejecutivo se votaron sin rechazo alguno.

Concejo Deliberante de Hurlingham
Los concejales aprobaron la contratación de la empresa Panizza y los incrementos de tasas propuestos por el Ejecutivo

Dos temas urticantes, uno de los cuales que en la previa a las elecciones del pasado 22 de octubre había provocado un fuerte cisma entre el intendente y los concejales de Unidad Ciudadana, boleta a la que Juan Zabaleta acompañó, se aprobaron ayer sin mayor debate en el Concejo Deliberante de Hurlingham. Se trata de la contratación de la empresa Panizza, encargada del servicio de recolección de residuos e higiene urbana en todo el distrito, y el dictamen que contempla los aumentos de tasas que Primer Plano On Line reveló en un artículo publicado el fin de semana anterior.

En el caso del contrato con la firma que levanta la basura, el acuerdo es por cuatro años con opción a uno más. Es el contrato más oneroso en la historia del Municipio, porque abarca un total de 1.020 millones de pesos por un lustro. Lo llamativo es que la ordenanza fue votada por los 19 concejales de distintos bloques que estuvieron presentes en el recinto. Sólo estuvo ausente Cecilia Sáenz, que había rechazado el pliego inicial, al igual que sus pares de bancada Natacha Ghergo, Adrián Eslaiman, y el presidente del cuerpo, Martín Rodríguez Alberti, que ayer votaron a favor.

El argumento que usaron Ghergo y Eslaiman, que tomaron uso de la palabra, es que el Ejecutivo había modificado aspectos del contrato. Aunque en rigor, según pudo saber Primer Plano On Line, el proyecto votado está en sintonía con el pliego que se acompañó en agosto. Inclusive así lo hizo saber la concejal Elena Cervino, que desmintió que el contrato haya tenido modificaciones y dejó expuesto que el proyecto es idéntico al que se había aprobado hace tres meses.

En el caso de los incrementos de la tasa por Servicios Generales tampoco hubo objeciones ni votos negativos al dictamen, mucho menos debate. Así, el Ejecutivo quedó habilitado para aumentar entre el 35 y el 60 por ciento lo que abonan los frentistas, siempre según el barrio que habitan. El piso será 35% y el mínimo a pagar se establecerá en $100. La suba de mayor impacto será en barrios del centro del distrito y en la zona conocida como Barrio Inglés. Aunque eso deberá ser convalidado por la Asamblea de Mayores Contribuyentes.

Según fuentes del Gobierno Municipal consultadas por Primer Plano On Line, la justificación es que la comuna viene arrastrando el ajuste o la actualización desde la gestión anterior, dado que el ex intendente Luis Acuña no aumentó la tasa durante 3 años. El proyecto de ordenanza Fiscal e Impositiva fue enviado al Concejo Deliberante el miércoles pasado. Si se aprueba en la Asamblea de Mayores Contribuyentes, comenzará a regir desde el 1 de enero de 2018.

En cercanías del intendente Juan Zabaleta explican también que Hurlingham, aún con este aumento, sigue siendo uno de los municipios con la tasa más bajas del conurbano bonaerense. Por eso, además del incremento, anticipan que buscarán mejorar la recaudación ampliando la base de contribuyentes que cumplen con sus obligaciones, que en la actualidad ronda el 60 por ciento de los frentistas. Otra cuestión que seguirá en ese distrito, al igual que en Ituzaingó, es el cobro de la Tasa Vial, que en este caso es de 45 centavos por litro de combustible.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram