Tuesday 29 de September, 2020

Escándalo en Hurlingham con un joven que quiso atravesar en moto una calle peatonal

Ocurrió sobre Villegas, en William Morris, que el Municipio dispuso que los fines de semana no sea para circulación vehicular con la finalidad de que se respete la distancia social. Todo terminó en una revuelta en la que intervinieron policías, inspectores de tránsito y la tía del motoquero, abogada.

Ezequiel Fernández muestra las marcas que le quedaron en el cuerpo tras la intervención policial: asegura que fue golpeado por los efectivos

Un verdadero escándalo ocurrió en William Morris, cuyo centro comercial, sobre la calle Villegas, el Municipio dispuso que se convierta en peatonal, sin permiso de circulación vehicular para favorecer el distanciamiento social entre personas.

Uno de los protagonistas de la historia fue Agustín Fernández, un joven que viajaba en moto pero que no tenía en su poder los papeles del rodado, tampoco seguro ni permiso para circular. Encima, el muchacho pasó por la citada arteria en su intersección con Dolores de Huicci, es decir, una zona impedida.

Los agentes de tránsito municipales, al requerirle la documentación y comprobar que no la tenía, optaron por actuar como les indica el protocolo: secuestrar el vehículo. Entonces el infractor optó por llamar a su padre, que además es propietario de la moto, para que acerque los respectivos papeles.

Cuando Ezequiel Fernández llegó al lugar, le informaron que el rodado iba a ser secuestrado por la infracción precedente y el hombre se negó, avisando que convocaba a su hermana, que es abogada. La versión de la mujer sobre los hechos indica que, cuando arribó al lugar, los policías la recibieron de manera hostil y le pidieron que se retire, pese a que se presentó como tal.

Sin embargo, según describieron fuentes municipales consultadas por Primer Plano Online, la letrada le pegó un golpe de puño a un inspector comunal y eso fue lo que provocó la escena, en la que termina actuando la Policía. Allí es cuando el papá del chico que circulaba en la moto denuncia que fue golpeado por los uniformados. Y asegura tener todavía marcas de golpes en las piernas, en la frente, en el estómago y sentir dolor en el coxis.

La abogada Fernández refirió que fue increpada por los uniformados a punto tal que le pusieron la mano en la cámara de su teléfono para impedir que filme la secuencia y fue esposada por el personal policial. El video que ilustra esta nota fue grabado por un vecino que circulaba por el lugar.

En comisaría, a Ezequiel Fernández, papá del chico y dueño de la moto, le labraron dos actas: una por resistencia a la autoridad y la otra por violación al decreto presidencial de Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio, es decir, por circular sin permiso. En la violenta escena actuó personal de la comisaría 3ª de William Morris, y la denuncia penal fue radicada en la UFIyJ Nº 4 de Morón.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram