Monday 14 de June, 2021

ESCRACHE EN WILLIAM MORRIS: la familia denunciante obtuvo una restricción perimetral de acercamiento para proteger a la menor

Avanza la investigación sobre el supuesto abuso sexual del que fue víctima una nena de ocho años a mano de su propio padre. El caso está en manos de la justicia. El propio intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta, acompañó a los allegados de la nena a tribunales.

Escrache en William Morris
Los vecinos reaccionaron el pasado miércoles en la puerta de la vivienda en donde supuestamente estaba escondido el abusador

El escrache que revolucionó esta semana a William Morris tiene aristas desconocidas hasta el momento, que Primer Plano Online revela tras haber reconstruido la historia con los protagonistas y fuentes de la investigación.

En principio, los motivos de la fuerte movilización que hubo el pasado miércoles a la vivienda en donde supuestamente se encontraba el acusado Román Ezequiel Salas fue debido a que el hombre tiene una restricción perimetral de acercamiento a menos de 500 metros de su propia hija, que contó las vejaciones a las que su propio padre la sometía.

“Nosotros queríamos visibilizar el caso e impedir que este hombre viole la restricción que determinó la justicia, porque la nena vive a 40 metros de la casa en que supuestamente estaba este sujeto”, contó a Primer Plano Online Karina, abuela materna de la chiquita. “Tenemos bronca porque el tipo estaba cerca de la nena y ella tenía mucho miedo de verlo”, agregó.

Como contó este medio, en la manifestación del miércoles la fiscal Silvana Bonini autorizó, siempre que los dueños de la casa lo permitieran, que los denunciantes confirmen que Salas no estuviera en la vivienda de la calle Mazzini al 3000. Cuando corroboraron que no se estaba escondiendo en esa propiedad, todo se calmó.

Denuncia por abuso

La causa está caratulada como abuso sexual y está siendo investigada por el fiscal Pablo Masferrer, de la UFIyJ Nº 11 de Morón, y el Tribunal de Familia Nº 4, a cargo de la jueza Pelegrini. Justamente el jueves por la mañana, la magistrada recibió a la mamá y a la abuela de la niña, que llegaron acompañadas por el intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta, y el abogado Hernán Sarchi.

“Ahora estamos más tranquilos y esperamos que actúe la justicia”, agregó Karina, quien reveló que Salas se presentaba como “un ministro de Dios” y que asistía a la iglesia “La Catedral de los Milagros”, una congregación evangélica ubicada en la calle Bustamante. Desde el día del escrache no lo ven.

Fuentes del gobierno municipal informaron a este medio que la comuna está asistiendo a la familia con ayuda, asesoramiento legal y minoridad interviene en todo lo referido a la contención psicológica de la nena. Por eso la participación del intendente en la reunión con la jueza.

Otro tema que pudo corroborar Primer Plano Online es que el hermano del imputado, José Antonio Salas, fue condenado a 15 años de prisión por haber abusado de una sobrina. Pero no es la misma nena que ahora está denunciando a su padre por haberla sometido sexualmente. “Igual, de ese tema no queremos hablar porque la nena tuvo tres intentos de suicidio”, aclaró Karina.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram