Friday 4 de December, 2020

Escuchas telefónicas y venta de drogas frente a una escuela: así operaba la banda de narcomenudeo desbaratada en Haedo y Ramos Mejía

Uriel Flores era el líder de la organización, que también comercializaba sustancias en boliches bailables de la región oeste. La justicia convirtió en detención la aprehensión de los cinco integrantes, que además ocupaban una casa usurpada.

Narcomenudeo en Haedo
Los sujetos arrestados están involucrados en una causa por venta de drogas al narcomenudeo

Un trabajo de inteligencia que comenzó hace algunas semanas con filmaciones y testimonios de denunciantes anónimos desembocó en la aprehensión de cinco personas que formaban parte de una organización dedicada al narcomenudeo en Haedo, Villa Sarmiento y Ramos Mejía.

Como informó Primer Plano Online el sábado pasado, de los cinco ahora detenidos (así lo decidió la jueza Lucía Casabayó, del Juzgado de Garantías Nº 6 de Morón, quien convirtió la aprehensión en detención) dos son ciudadanos colombianos, a los que se les secuestró una cantidad de dosis de estupefacientes de diversa categoría.

Entre los arrestados también se encuentra Uriel Flores, alias ‘El Tuerto’, quien mantiene nexos con la facción de la barra de Boca denominada ‘La Leyenda vive en Boca’, que en el enfrentamiento deportivo con Atlético de Tucumán estaba vendiendo estupefacientes en la puerta de la Bombonera.

 

Flores fue sorprendido en una vivienda de la calle Alsina, en Ramos Mejía (por cuestiones ligadas a la investigación el domicilio exacto no será publicado), en donde residía pero de manera transitoria, porque una de sus características era cambiar permanentemente de alojamiento. En su poder se le encontraron 300 gramos de cocaína, ketamina y pastillas de LSD. Junto a él había otras dos personas, que mediante el registro de las filmaciones previas se constató que formaban parte de la banda. También están detenidos.

 

En simultáneo se allanó una vivienda sobre la calle Reconquista 98, en Haedo. Se trata de una casa definida por los investigadores como un “aguantadero”, una casa tomada que se la iban entregando ilegalmente unos a otros miembros de la organización delictiva. Allí cayeron los dos colombianos con cocaína en su poder.

“El procedimiento se tradujo en un gran alivio para los vecinos de la zona, que nos hicieron saber su satisfacción”, explicó a Primer Plano Online una fuente judicial con acceso al expediente. Ambos están fotografiados repartiendo droga en el ingreso a boliches bailables de Ramos Mejía y Villa Sarmiento.

En la causa, que está caratulada como venta de estupefacientes al menudeo, intervino la Ayudantía Fiscal dependiente de la UFI N° 9 de la Fiscalía General de Morón, cuya responsable es María Equitanti, dentro de la estructura judicial comandada por el fiscal Antonio Ferreras, y el mencionado Juzgado de Garantías Nº 6 de la jueza Lucía Casabayó.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram