Monday 4 de July, 2022

El drama en una escuela de Haedo: expulsaron a un chico que hostigaba a los varones y abusaba de sus compañeras

Salvo dos alumnos que no tienen con quien quedarse, el resto del curso no acudió a clases en toda la semana. Madres y padres manifestaron su indignación con la directora del colegio, a quien acusan por no haber dado la cara ante las reiteradas quejas que había sobre el menor, que hasta llegó a mostrar material pornográfico en el aula.

La escuela 47 de Haedo, el establecimiento en el cual sucedieron los hechos que alarman a la comunidad educativa

Chicos y chicas de sexto grado de la escuela Nº 47 de Haedo no asistieron a clases en toda la semana. No es edilicio el problema que impidió que vayan como todos los días al colegio, sino que enfrentan una situación definida como “dramática” por mamás y papás que conversaron con Primer Plano Online.

Es que un alumno ejerció violencia sobre los varones “desde el año pasado” y hasta abusó de varias de sus compañeras. Pero eso no es todo: el chico, de once años, llevó un celular al aula y les mostró material pornográfico a nenes y nenas. “Todo ante la mirada de las maestras, que siempre minimizaron lo que pasaba”, expresó a este medio Gabriela Puyol, madre de uno de los estudiantes agredidos.

“A mi hijo, como él defendía a sus compañeras, lo golpeaba. Incluso un día llegó con el ojo negro a casa y hasta lo amenazó con tirarlo de la escalera. Por más que yo le decía que la violencia no es el camino, mi nene se angustiaba mucho y no tenía ganas de ir a la escuela”, agregó la mujer.

Padres y madres conversaron con las docentes a cargo, con el gabinete pedagógico del establecimiento y en todos los casos las respuestas que recibieron fue minimizar lo que ocurría. “A las nenas las agarraba del cuello y las besaba o las llevaba hasta sus genitales. Las obligaba a que lo toquen y él también las tocaba”, refirieron.

El punto que detonó la situación interna del aula fue que la semana pasada una nena salió llorando del colegio y le contó a su mamá lo que le sucedía. “La maestra no hace nada y me tienen que defender mis amigos”, fue la expresión angustiada de la menor.

Una de las denuncias presentadas en sede policial (comisaría 2ª de Haedo) indica que el alumno en cuestión le quitaba los útiles escolares, se los llevaba a sus partes íntimas y luego se las dejaba sobre el pupitre. Pero también “mientras ella se encontraba de espaldas le apoyaba sus genitales en la cola” y la “amenazaba con la punta del compás de que las iba a lastimar si decían algo”.

Lo cierto es que el viernes pasado la escuela comunicó la expulsión del chico en cuestión, cuya identidad por obvias razones no será publicada. Sólo dos alumnos fueron a clases desde el jueves pasado, cuando toda esta situación terminó de explotar, y son estudiantes cuyas familias no tienen con quien dejarlos.

La bronca de la comunidad educativa alcanza a las autoridades de la escuela, que según refirieron “nunca nos escucharon”. Además, más allá de lo que vivió su hijo, Gabriela Puyol señaló que tampoco es la solución echar a un nene del sistema educativo porque eso “no lo ayuda”. “Creemos que es una víctima de algún tipo de abuso o violencia para actuar de ese modo y lo que hay que hacer es ayudarlo”, completó la mamá.

Por el momento la matrícula de ese sexto grado no volverá a la escuela hasta que los ánimos se calmen y chicas y chicos puedan dimensionar lo vivido. Pasarán unos días más para que vuelvan a estar en el lugar que deben estar: en el colegio y aprendiendo.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram