Sunday 24 de October, 2021

Esperanzas en torno a la joven quemada fuego junto a su hijo en Rafael Castillo: le sacaron el respirador

Laura Delgadillo (22) permanece internada en el Instituto del Quemado con el 35% de su cuerpo con daños, pero lo más delicado es la parte respiratoria. De cómo responda a la desconexión del respirador dependerán los pasos a seguir. El desgarrador testimonio de su mamá, que no puede verla por protocolo Covid y está a cargo de sus nietas.

Laura Delgadillo (22) sufrió heridas de consideración, sobre todo en la parte superior del torso y en sus vías respiratorias

Laura Delgadillo (22), la joven prendida fuego hace una semana en la puerta de su casa de Rafael Castillo, enfrenta una etapa decisiva de su recuperación. El equipo médico que la asiste en el Instituto del Quemado decidió quitarle el respirador artificial al que está conectada y dependerá de si puede respirar por sus propios medios para saber cuál será el tratamiento a seguir.

Tiene el 35% del cuerpo quemado, pero lo principal son las vías respiratorias, que es lo que complica todo. Después tiene heridas en manos, brazos, piernas, cara y cabeza, pero eso es recuperable con cirugías. Lo respiratorio es lo más delicado”, explicó a Primer Plano Online Vanesa, mamá de la joven y abuela del pequeño Lian, de tres años, que falleció poco después del brutal ataque.

“La presión la maneja ella, los pulmones también, al igual que la parte renal, porque está orinando normalmente. Sólo falta que pueda respirar por sus medios”, agregó la mujer, que agradeció al Municipio de La Matanza que la ayudó con el retiro del cuerpo del nene para velarlo y enterrarlo. “Queríamos que ese bebé pueda descansar en paz de una vez por todo lo que sufrió”, apreció.

Liz Magnolia Ortega Castillo, acusada por el ataque, fue detenida en una casilla de Mariano Acosta

Vanesa contó también una situación que la dejó al borde del desmayo en la tarde de ayer. En cercanías de su casa se juntó un grupo de personas para pedir la liberación de Alberto Adolfo Gerasimchuk, quien se encuentra detenido junto a Liz Magnolia Ortega Castillo (22), la acusada de haber cometido semejante ataque contra Laura y Lian.

“Me pareció una falta de respeto. Cortaron Carlos Casares y Polledo un día después de que enterramos al bebé. No sé si esta gente puede entender el infierno que nosotros estamos pasando como familia”, lamentó Vanesa. Ella está convencida, con las pruebas del caso, que la mujer no actuó sola y las filmaciones del caso muestran que contó con un vehículo de apoyo, que es el de Gerasimchuk.

“Esto que nos pasó es una locura. No tengo fuerzas para nada. No sé qué hacer, me siento sola”, expresó la mujer, que además contó que gran cantidad de las cosas que llegaron en forma de “ayuda” a su casa estaban en mal estado: ropa rota y sucia y alimentos abichados. Tan vergonzoso como se lee. Ella está por ahora a cargo de las dos nenas de Laura, de cuatro y seis años.

Laura fue atacada junto a su hijo el sábado 18 de septiembre al regresar al domicilio de la calle Sudamérica al 2.100, en Rafael Castillo. Como se observa en una filmación, fue Ortega Castillo quien la roció con un material combustible a ella y al nene para luego prenderlos fuego con un encendedor. La asesina fue detenida al otro día en Mariano Acosta, donde se escondía, y se negó a declarar ante el fiscal que instruya la causa, que tanto en su caso como en el de Gerasimchuk es homicidio agravado por alevosía (por Lian) y tentativa de homicidio agravado por alevosía (por Laura).

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram