Tuesday 28 de September, 2021

Estremece sólo de pensarlo: cayó técnico en seguridad que instalaba cámaras ocultas en piezas de menores

En la vivienda del imputado, que se encuentra detenido, incautaron más de 530 fotos y videos con imágenes de pornografía infantil. Los allanamientos ordenados por la justicia fueron en la casa del sujeto, ubicada en La Matanza, y en la empresa de seguridad en la que se desempeñaba, en el partido de Vicente López.

El perverso está a disposición de la justicia, que investiga la indignante operatoria en más de cien viviendas

Cayó el empleado de una empresa de seguridad que escondía cámaras de vigilancia en habitaciones de menores y tenía en su poder más de 530 fotos y videos con imágenes de pornografía infantil.

Todo comenzó el pasado 1 de marzo, cuando un hombre denunció que el imputado, de 26 años, ingresó a su casa de Ezeiza en condición de tercerizado de una empresa de seguridad para instalar cámaras de vigilancia y sensores de movimiento. En esa oportunidad, según la denuncia, aprovechó e instaló dos cámaras de seguridad escondidas en las habitaciones de sus hijas que apuntaban a las camas.

La denuncia recayó sobre el Juzgado Federal de Primera Instancia en lo Criminal y Correccional Nº 1 de Lomas de Zamora, a cargo del juez Federico Villena. El magistrado, luego de recopilar la evidencia de ese caso en particular, ordenó sendos allanamientos tanto en la casa del imputado, en La Matanza, y en la empresa de seguridad en la que se desempeñaba, en el partido de Vicente López.

En ese procedimiento, el técnico fue detenido por personal de la Sección Investigaciones Especiales de la Superintendencia de Tecnología Informática de la Policía de la Ciudad. Es que en los procedimientos los investigadores secuestraron cinco celulares, un DVR (circuito cerrado y conectividad exterior con la app Hik Connet), una notebook HP, un DVR en caja y cuatro cámaras sin abrir, además de información de interés para la causa.

Luego del análisis exhaustivo de ese material se logró dilucidar que el imputado tenía en su poder centenares de archivos con imágenes de explotación sexual infantil, conversaciones con una menor de edad (es decir, delito de grooming), capturas de pantalla de las cámaras instaladas en la casa del denunciante y de otro domicilio desconocido.

En este sentido, había archivos con más de 430 videos de menores de entre cuatro y doce años que eran obligados a tener relaciones sexuales con adultos y carpetas con más de 100 imágenes con similar contenido. Por ese motivo, el juez ordenó nuevos allanamientos en dos empresas de seguridad para recabar información sobre la totalidad de los domicilios donde el imputado instaló cámaras o sensores, lo que derivó en la inspección ocular en 112 domicilios en la zona del AMBA.

En todas las viviendas había esos dispositivos y en cada una de esas casas vivían menores, varias de ellas en zona oeste, aunque no trascendieron los lugares dado el secreto de la investigación para preservar las identidades de las víctimas.

Actualmente el técnico de 26 años está detenido y procesado por los delitos de acceso sin la debida autorización a un sistema informático de acceso restringido, tentativa de producción de representaciones de un menor de 18 años dedicado a actividades sexuales explícitas y contactar a una persona menor de edad, con el propósito de cometer un delito contra su integridad sexual.

Además, también por tenencia de material que contiene representaciones de personas menores de 18 años dedicado a actividades agravado por tratarse de víctimas menores de 13 años.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram