Monday 8 de August, 2022

Estremecedor: detuvieron a una joven de 18 años por haber matado a su beba recién nacida

Ocurrió en Merlo, aunque la mujer vive en San Justo. Confesó el crimen a sus familiares a quienes no les cerraba que haya sido operada de apendicitis en el hospital materno-infantil Pedro Chutro.

Otro crimen estremecedor sacude a la región oeste del conurbano bonaerense. En este caso, la protagonista es una joven de 18 años que fue mamá hace pocos días pero ocultó su embarazo a la familia y luego confesó el crimen de su beba, que fue hallada en un bolso dentro de un placard. Interviene en el aberrante hecho la Fiscalía 10 de Morón, especializada en violencia de género y doméstica, a cargo de Paula Hondeville.

Todo ocurrió el pasado 30 de agosto pero la detención se produjo ayer, luego de que la mujer aceptara que mató a la recién nacida ante sus familiares, a los que no les cerraba la historia que contó.

Se trata de una joven oriunda de San Justo, partido de La Matanza, pero que tiene familiares en Merlo. Hasta allí se dirigió en una supuesta visita de rutina a finales del mes pasado y su ubicó en una pequeña pieza de las varias casillas humildes que habita esa familia dentro de un mismo predio.

La mujer no informó que estaba embarazada y nadie se dio cuenta, dada la contextura robusta de su físico. Pero esa misma tarde empezó a sentirse mal y un allegado la acompañó hasta el hospital Malvinas Argentinas, de Merlo, donde la dejó. A las pocas horas, la chica fue derivada al centro de salud Pedro Chutro, un materno infantil del mismo distrito.

A los 3 días retornó a ese domicilio de Merlo y explicó que se había tenido que operar de apendicitis por un problema repentino. Una tía la empezó a notar mal, demacrada y deprimida, y la comenzó a indagar sobre lo ocurrido porque no le cerraba el dato de que se haya operado de apendicitis en un hospital materno-infantil.

Luego de unos días de permanecer allí, el 10 de septiembre la joven volvió a San Justo, a la casa en donde vive. Mientras, la tía seguía intentando descifrar lo que había pasado, porque la historia seguía sin cerrarle. Fue allí que revisó la habitación en que la joven había estado en la casilla y encontró una partida de nacimiento acompañada de la tarjeta que ponen habitualmente en las maternidades para identificar a los bebés con el nombre, el peso y el día de nacimiento.

El grupo familiar de Merlo se trasladó a San Justo para hablar con la mujer, y se encontraron con la confesión de que era mentira lo de la apendicitis. Ahí reconoció que había estado embarazada, que había sido madre de una beba y que la había matado. Además, señaló que la depositó en un bolso y la dejó en la casa de Merlo, adentro de un placard entre medio de ropas”, indicó a Primer Plano On Line una fuente de la investigación.

Cuando los familiares regresaron urgente al lugar se encontraron con el macabro hallazgo: el cuerpo de la beba estaba en ese lugar. Hicieron la denuncia policial, que automáticamente dio intervención a la justicia.

La mujer que protagonizó esta lamentable historia está actualmente detenida, y ayer se negó a declarar ante la fiscal interviniente.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram