Wednesday 28 de October, 2020

Estrepitoso descenso en el consumo: en la región oeste, el 55% redujo la compra de lácteos y un 70% la de carnes

Es un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) y Proyección Ciudadana. En total, tomando conurbano bonaerense y Capital Federal, el 73% de los encuestados mostró que debió disminuir el apego de determinados productos o reemplazarlos por otras marcas.

Lácteos y carnes
Lácteos y carnes, los productos alimenticios cuyo consumo se redujo en un alto porcentaje

El Centro de Economía Política Argentina (CEPA) y la organización Proyección Ciudadana dieron a conocer los resultados de un relevamiento realizado en marzo pasado en torno al consumo en el Área Metropolitana, que abarca el conurbano bonaerense y Capital Federal.

El trabajo fue realizado entre el 2 y el 28 de marzo y tuvo como objeto de investigación la evolución reciente del consumo. Se preguntó si los hogares disminuyeron, sostuvieron o aumentaron el consumo de ocho rubros respecto al año anterior, calificados en: 1) lácteos, 2) carnes, 3) frutas y verduras, 4) gaseosas, jugos y sodas, 5) recreación y esparcimiento, 6) combustible, 7) medicamentos y 8) ropa y calzado.

Fue así que, analizadas todas las variables, la síntesis especifica que se profundizó la caída del consumo en todos los rubros. En los sectores en que la gente más ajustó fueron salidas recreativas (ir a comer afuera, ir al cine o al teatro, entre otros), donde las bajas llegan al 73%, e indumentaria, que sufre un retroceso del 69%.

MIRÁ EL INFORME COMPLETO A TRAVÉS DEL SIGUIENTE LINK: 

https://centrocepa.com.ar/informes/204-evolucion-del-consumo-en-el-area-metropolitana-relevamiento-de-opinion-mayo-2019.html

En la interpretación de los investigadores del CEPA, la evolución de la caída del consumo puede ser explicada de manera secuencial:

1.Una familia recorta primero en salidas recreativas.
2.Junto con ello, ajustan los gastos en indumentaria.
3.Si ello no es suficiente, el recorte llega a los alimentos: carnes, gaseosas, lácteos, frutas y verduras.
4.Finalmente, se deja de consumir en el rubro más sensible: medicamentos.

El caso excepcional resulta ser el de fideos y arroz, que actúan como sustitutos de lácteos y carnes. El combustible tiene una dinámica muy particular, muy asociada a los niveles socioeconómicos altos. No deja de ser especialmente preocupante el recorte tanto en lácteos como en medicamentos.

En general, el 58% de los encuestados del nivel socioeconómico bajo redujo el consumo de lácteos. Resulta llamativo que, incluso en el nivel socioeconómico alto, el 41% recortó el consumo de lácteos. Algo similar ocurre con las carnes, donde el 67% de los consultados del sector de menores ingresos redujo el consumo. Incluso en el nivel socioeconómico alto, el 54% también recortó allí.

Y otro dato que alarma es que los vecinos de la región oeste (la línea demarcada por los Municipios de la Autopista), con el 55% en lácteos y el 70% en carnes fueron los que mayor ajuste debieron realizar en el consumo de ambos productos esenciales para la alimentación.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram