Thursday 22 de October, 2020

EXCLUSIVO-El horror en primera persona: las mellizas abusadas contaron su padecimiento para ayudar a que otras víctimas se animen a denunciar

Luego de que Primer Plano Online revelara la historia de ambas pero sólo con indicios de su identidad, ambas decidieron brindar su testimonio en el programa Primer Plano Recargado. La justicia condenó al degenerado que violó a una de ellas a 15 años de prisión.

Mellizas abusadas
Alberto es el padre adoptivo y acompañó en la entrevista a Sasha (en el medio) y Mirta, las mellizas abusadas

La fortaleza espiritual, la honradez y la valentía que dejan ver en sus expresiones Sasha y Mirta no deja de sorprender. Primero, por haber aceptado la invitación a un programa de televisión. Luego por querer salir en pantalla sin el rostro cubierto, o de espaldas, como suele hacerse en estos casos. Decidieron mostrarse tal cual son, y dieron una lección: como son víctimas no tienen por qué ocultarse.

Primer Plano Online reveló el caso de ambas en las últimas semanas. Las chicas sufrieron vejaciones de todo tipo por parte de la pareja de su madre adoptiva. A una de ella, Sasha, la sometió con tocamientos, con agresiones de tipo verbal y demás acosos en la casa en que supieron vivir por menos de un año. A Mirta directamente la violó, según comprobó la justicia en tres ocasiones.

Ambas, acompañadas por su papá adoptivo, Alberto Bulacio, brindaron una entrevista con pocas palabras, pero que sirvió para reflejar el horror que sufrieron. Ante el panel del programa Primer Plano Recargado y su conductor, Adrián Noriega, las jóvenes -cuya tragedia personal comenzó cuando eran todavía menores de edad, ya que tenían 17 años- dejaron un mensaje a través de las cámaras para ayudar a que otras chicas que pueden estar pasando por lo mismo se animen a denunciarlo. Donde sea, pero no dejar pasar una situación de sometimiento.

“Lo mío fue como más acoso, acercamiento, toqueteo, insinuaciones”, describió Sasha. En su lenguaje contó que “no fue tan grave”, aunque luego terminó aceptando que sí lo fue. Es más: hasta la propia justicia, en su veredicto condenatorio, les ordenó a los fiscales que vuelvan a investigar esos hechos que en el juicio no se pudieron probar. Es que toda la instrucción se centró en las expresiones de Mirta, la otra melliza, que expuso su traumática vivencia en una clase de psicología en la escuela a la que asistía.

Allí habló con una preceptora primero y con la secretaria del establecimiento después para dar a conocer que Eleuterio Próspero Arroyo, pareja de su madre adoptiva, esa mañana la había violado. Y que no era la primera vez que ocurría. Inmediatamente se activó el protocolo de intervención de la escuela frente a estos casos y se dirigieron a la Comisaría de la Mujer y la Familia, en Ituzaingó. “El día de la denuncia fue el 7 de septiembre (de 2016), y esa mañana fue la violación”, expresó la joven.

Además de los abusos que padecieron, las mellizas debieron enfrentar el desprecio de su madre adoptiva, que jamás creyó en sus palabras cuando le contaban lo que sufrían. Por eso los jueces del tribunal que condenó al depravado ordenó también una investigación para determinar cuál fue el rol de la mamá de las chicas frente a las vejaciones, y si no actuó por acción directa u omisión.

LEÉ MÁS SOBRE EL CASO: 

http://www.primerplanoonline.com.ar/index.php/2018/10/30/exclusivo-condenaron-15-anos-prision-al-abusador-las-gemelas-ituzaingo-pidieron-investigar-la-conducta-la-madre/

“Claro resulta ver ahora, fundamentado aquello que una madre ausente termina siendo la concausa de todo aquello que luego sus hijas terminaran sufriendo. Un verdadero monstruo sobre el que, comparto con el Dr. Moyano (NdR: fiscal del juicio), se debería investigar si su omisión en el actuar no constituye delito, razón por la cual he de acompañar al mismo con su pedido de la formación de una investigación al respecto”, indica uno de los párrafos más fuertes del veredicto firmado por los jueces Mariela Moralejo Rivera, Diego Bonanno y María Dolores Pérez Ugidos.

Actualmente Mirta y Sasha, fanáticas del Deportivo Morón (una fue al canal con zapatillas del Gallo y la otra con una campera del club) viven con su papá adoptivo, Alberto Bulacio, quien adoptó a las chicas y a otros dos hermanitos de ellas cuando las nenas tenían apenas cinco años. El hombre no pudo presenciar el juicio, aunque las acompañó en todo momento. “Creo que está bien”, respondió cuando fue consultado sobre la condena impuesta al violador.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram