Friday 22 de January, 2021

Exclusivo: habla por primera vez Jésica Fernández Argüello, la sobreviviente del ataque a balazos de su exmarido en Moreno

“Estoy bien, mejorando, feliz de estar con mis bebés pero queriendo que se haga justicia”, reflexionó ante Primer Plano Online en una entrevista realizada vía Zoom. Un hecho gravísimo se incorporó al caso, y es la posibilidad de que su pequeña hija haya sido víctima de abuso por parte de su padre, el atacante.

Jésica Fernández Argüello (de rojo), el día que dejó el hospital Mariano y Luciano De la Vega, donde le salvaron la vida

Jésica Fernández Argüello terminó de declarar ante la fiscalía que lleva adelante la causa por el intento de femicidio que sufrió y su abogado, Gastón Carballo Argañaraz, se contacta con Primer Plano Online, tal cual estaba estipulado.

Vía Zoom, la joven sobreviviente del brutal intento de femicidio habló por primera vez de aquella noche del viernes 23 de octubre, cuando el padre de sus hijos, Justino del Valle Ríos, irrumpió a balazos en la casa que compartían, pese a estar separados.

“Estoy bien, mejorando, feliz de estar con mis bebés pero queriendo que se haga justicia”, fueron sus palabras iniciales en la charla con este medio. “Me dieron el alta, con poca medicación para el dolor”, precisó, para luego confesar que recuerda “todo” de la sangrienta secuencia.

“El hombre llegó como si nada, entró amenazando, se fue, volvió, me pegó el tiro en el corazón, en el brazo al defender a mi sobrino para que no le de a él en la cabeza”, narró, mientras mostró a pantalla la marca de los orificios de entrada y de salida en el antebrazo izquierdo. Un poco más cerca de la muñeca hay otra huella de la irracionalidad asesina.

Como informó en su momento este medio, las denuncias por violencia de género antes de la balacera fueron realizadas por ella misma, con incluso un llamado al 911, donde su expareja le sacó el teléfono y no se lo devolvió. Pese a todo, el sistema judicial no respondió. “El desenlace que tuvo esto fue un poco siniestro desde el punto de vista de lo que tiene que hacer la justicia”, expresó el abogado.

Mientras la joven baleada en Moreno sigue delicada y su expareja prófugo, denuncian inacción judicial

Jésica contó que Del Valle Ríos solía andar armado. “No tenía, pero conseguía”, refirió. Además, manifestó que habla con sus pequeños hijos de lo que sucedió, pese a que del otro lado está el padre. “Los chicos saben todo. Tratamos de evitar hablarlo, pero están al tanto”, señaló.

Y reveló otro hecho dramático que se suma a la investigación. Se trata del posible abuso sexual que habría sufrido la pequeña hija de la pareja. “Sospechamos eso”, señaló Jésica. La menor será sometida a las pericias de rigor y, en caso de confirmarse, es un agravante a la situación judicial que enfrenta, que lo tendrá varios años tras las rejas.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram