Sunday 24 de October, 2021

EXCLUSIVO Intentaron asesinar al sobrino del Papa Francisco durante un ataque a oficinas de su fundación en Morón

Ocurrió en un departamento ubicado sobre la calle Juan José Valle al 200, en pleno centro del distrito. Una patota armada con facas ingresó al lugar con violencia y tiró por la escalera, luego de golpearlo salvajemente, al cuñado de José Ignacio Bergoglio. De casualidad, éste último -presunto destinatario del ataque- no estaba en el lugar.

José Ignacio Bergoglio, titular de la ONG 'Haciendo Lío', es un promotor de la solidaridad en la región oeste

El hecho que revela a continuación Primer Plano Online se mantuvo en reserva durante por lo menos dos semanas y a este medio le costó muchísimo romper el hermetismo judicial y policial en torno a un caso verdaderamente estremecedor. La causa judicial es investigada por la Fiscalía Nº 1 de Morón por homicidio en grado de tentativa y robo, cuyo destinatario original era José Ignacio Bergoglio. La síntesis de la noticia es que quisieron asesinar al sobrino del Papa Francisco.

El propio protagonista de la historia aceptó contar su versión a este medio, luego de sucesivos contactos, logrando finalmente que en el día de ayer pudiera explicar ante este medio lo ocurrido. En rigor, todo pasó en un edificio de la calle Juan José Valle al 200, y para entender el comienzo de la extrema situación de violencia que padeció hay que remitirse a los antecedentes de amenazas que oportunamente fueron debidamente denunciados.

Vale destacar el historial del lugar donde actualmente funcionan las oficinas de la fundación ‘Haciendo Lío’ que preside el sobrino del Papa Francisco: “Esos dos departamentos fueron cedidos por un allegado a la fundación mediante un contrato de comodato. En el pasado habían sido usurpados por el propietario (extranjero) de la planta baja, y en 2012 la justicia penal y civil le restituyó la propiedad a sus dueños. Desde entonces los legítimos propietarios intentaron tener varios inquilinos, que por la violencia constante de este hombre se terminaban yendo. Luego, desde hace un tiempo me los ofreció para usarlos como depósito de la fundación”, detalló Bergoglio.

El inmueble donde la idea es que funcionen oficinas de la fundación Haciendo Lío, sobre la calle Juan José Valle al 200, en Morón

Su idea era poner oficinas de la fundación ‘Haciendo Lío’, y firmaron para eso un contrato de comodato por el término de dos años. En junio pasado se presentó en el lugar para tomar posesión y, de repente, apareció un hombre conocido como ‘Henry’ “de guapo, para amenazarnos e intimarnos a que no estemos ahí”. El sobrino del Sumo Pontífice no se encontraba en el lugar, sino que eran voluntarios los que estaban presentes quienes de inmediato, lo contactaron por teléfono para contarle lo sucedido.

“Si tenés que hablar con alguien es conmigo, porque soy el titular de la ONG que tomó posesión del lugar conforme estos contratos. Y, segundo, estas no son las formas, y mucho menos andar amenazando”, describió Bergoglio. En ese momento escuchó mensajes intimidatorios similares a “los voy a echar a la mierda”, “los voy a matar a todos”, “voy a anular la escalera así no entrás más”, que el titular de la fundación radicó en una denuncia por amenazas.

El caso no se movió ni hubo mayores inconvenientes hasta que el pasado 3 de septiembre un voluntario de Haciendo Lío se presentó en el lugar a hacer refacciones. Fue Carlos David Muro, cuñado del sobrino del Papa, quien se apersonó en uno de los departamentos para ponerse a trabajar en la estructura de lo que serán las oficinas.

Pero de vuelta Henry, el atacante, ingresó por una ventana junto a cuatro sujetos más armados con facas. Lo sujetaron mientras le gritaban “de acá te vas a ir todo pinchado” y uno de los atacantes le asestó un puntazo en la cabeza. Como si eso fuera poco, en su afán por escapar, recibió de parte de Henry un empujón que lo hizo rodar escaleras abajo, lo que a la postre le terminó salvando la vida, porque le permitió escapar.

La denuncia principal por el brutal ataque fue presentada por Muro y Bergoglio, e incluye además el robo que sufrieron de objetos pertenecientes a la fundación como un televisor de 43 pulgadas, un monitor de computadora, un CPU, dos bolsones de ropa, zapatillas, un manojo de llaves, la cédula verde de la moto de la víctima, herramientas y 12 mil pesos en efectivo. Además, la Policía constató que la puerta del otro departamento estaba “totalmente destruida”, le faltaban dos ventiladores industriales, baldes de pintura y más herramientas.

Fuentes judiciales confirmaron a Primer Plano Online que el tal Henry, denunciado por el sobrino del Papa Francisco, es en realidad Henry Edwar Bafiera, sobre quien al menos Bergoglio está pidiendo una medida perimetral que restringa la posibilidad de que se acerque a la fundación y a las personas que allí colaboran. El caso está en manos del fiscal Nicolás Filipini, de la UFI Nº 1 de Morón.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram