Saturday 17 de April, 2021

EXCLUSIVO: Kinesiólogo condenado por abuso sexual apeló el fallo y sigue trabajando en el mismo lugar, en Ituzaingó

Se trata de Oscar Raimundo González, quien el año pasado recibió dos años de prisión condicional e inhabilitación perpetua para ejercer la profesión. Qué dijo el Colegio de Kinesiólogos de la provincia de Buenos Aires sobre el caso.

El kinesiólogo condenado sigue ejerciendo la profesión luego de haber apelado la sentencia en su contra (foto ilustrativa)

El 24 de junio de 2019, un kinesiólogo de un reconocido centro de Ituzaingó fue condenado por la justicia de Morón luego de la denuncia presentada por una joven mujer, también estudiante de esa disciplina, que había ido a hacerse atender por el profesional por una molestia en la zona lumbar y vivió en el consultorio una situación que fue calificada en el juicio como abuso sexual simple.

Luego de las audiencias de debate, el juez en lo Correccional Nº 1 Daniel Leppen condenó a la pena de dos años de prisión condicional e inhabilitación perpetua para ejercer la profesión al kinesiólogo y osteópata Oscar Raimundo González (41). Tal como se corroboró, la víctima se encontraba recostada de espaldas sobre una camilla del box de atención con su remera levantada a la altura del corpiño. En un momento la mujer giró y vio al kinesiólogo con los pantalones y la ropa interior baja y su miembro viril erecto. Al percatarse, la joven se incorporó de inmediato, tomó sus ropas y salió corriendo del lugar.

“Me hizo acostar en camilla y, mientras me hacía masajes en espalda con una mano, comencé a sentir algo extraño en la zona lumbar. Al principio pensé que era su otra mano, pero cuando sentí que comenzó a masajearme con las dos manos y que seguía sintiendo ese algo en la cintura, me di vuelta y vi que él estaba con sus pantalones y el calzoncillo bajos y con su pene erecto. Eso era lo que me estaba apoyando al costado de mi cuerpo. Entonces, él se subió rápido los pantalones y me dijo ¿qué pasó? ¿qué pasó?», narró la joven.

Su relato quedó establecido en la denuncia original, realizada a menos de dos horas de sucedido el hecho, que data del 12 de enero de 2017 a las 17. Su testimonio se plasmó en la presentación que realizó la víctima a las 18.55 en la Comisaría de la Mujer de Ituzaingó. Tras lo sucedido, el kinesiólogo ahora condenado suspendió todos los turnos y se retiró del lugar, ubicado en el centro de ese distrito.

INFORMACIÓN EXCLUSIVA-Condenaron a un kinesiólogo que abusó de una paciente en Ituzaingó: no irá a la cárcel, pero quedó inhabilitado de por vida

Sin embargo, a casi cuatro años del hecho y a 18 meses de la condena, Oscar Raimundo González sigue ejerciendo la profesión y en el mismo lugar en el que trabajaba. La revelación llegó a Primer Plano Online a través de una lectora, que informó de la situación que este medio pudo constatar. ¿Qué pasó?

Consultado al respecto, Manuel Domínguez, responsable de prensa del Colegio de Kinesiólogos de la provincia de Buenos Aires, informó que, como el profesional apeló el fallo, la sentencia todavía no está firme sino en instancia de revisión. Previa consulta con el área de legales de la institución, el vocero comunicó que, hasta tanto no esté firme la condena, “el Tribunal de Ética no se expedirá”. Por lo tanto, avalan que el profesional continúe desempeñando su tarea.

Cuando el juez Leppen firmó el veredicto reflexionó: “a mi criterio, se tornaría inútil el cumplimiento efectivo de la condena por parte del acusado, toda vez que su escasa peligrosidad para la comunidad en general me permite presumir su muy posible recuperación social”.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram