Thursday 1 de October, 2020

Exclusivo: la millonaria inversión del plan de seguridad en la región oeste

El programa periodístico Primer Plano reunió la opinión de los intendentes Alberto Descalzo, Diego Valenzuela, Juan Zabaleta y Lucas Ghi. Qué esperan en sus distritos, cómo invertirán los fondos y en dónde radica la principal demanda ciudadana que reciben a diario.

Descalzo, Valenzuela, Ghi y Zabaleta analizaron los alcances del plan de seguridad anunciado por el gobierno nacional para el conurbano

Repercusiones concretas del plan de seguridad anunciado la semana pasada por el presidente Alberto Fernández: el programa periodístico Primer Plano logró reunir la opinión de cuatro intendentes de la región oeste (tres oficialistas y un opositor), quienes desglosaron lo proyectado y analizaron cuál será el impacto a nivel local.

En base a la información que recogió Primer Plano Online, del corte de cuatro Municipios relevados es uno gobernado por Juntos por el Cambio el que más fondos recibirá. En rigor, serán $120 millones para Ituzaingó; $129 millones para Hurlingham; $212 para Morón; y $229 para Tres de Febrero.

Alberto Descalzo valoró la articulación entre todos los niveles del Estado para darle batalla al delito, y consideró que la inversión “nos va a permitir tener más vehículos policiales en la calle” para “proteger a la gente”. Asimismo, reconoció que la prioridad es que los vecinos “vean a la Policía patrullando las calles”, y que a nivel local priorizará la actualización del sistema de videovigilancia.

“Va a ser muy importante esta especie de segundo Plan Centinela en la provincia, con la presencia de fuerzas federales de seguridad en las calles, llámese Gendarmería o como se llame”, agregó. Cabe señalar que el anuncio presidencial contempla el despliegue de casi cuatro mil agentes de diversas fuerzas en el conurbano.

Son 24 partidos en total en los que se desplegará la inversión. Allí se concentran once millones de personas, el grueso del conurbano bonaerense y el principal núcleo delictivo del país. Sobre el particular, Diego Valenzuela, intendente de Tres de Febrero, reflexionó que “es evidente que en la provincia faltan recursos” y consideró que “la inyección es importante en móviles y nuevo personal, y será el Municipio, con su agenda de prioridades, las que marque la pauta”.

El jefe comunal evaluó que su prioridad es fortalecer el sistema de monitoreo, la flota de control y llegar a todo el distrito con luces LED. Asimismo, analizó que lograron bajar el robo automotor a nivel local (de los 200 mensuales cuando asumió a un promedio de 60), aunque la preocupación en la actualidad está puesta en las entraderas y en los robos en la vía pública. Además, pidió mayor énfasis al combate contra el narcotráfico y el crimen organizado.

El articulador de este plan con el gobierno nacional en representación de los intendentes fue Juan Zabaleta, jefe comunal de Hurlingham. “Prevención y control”, fueron los principales aspectos que destacó. “Fuimos consultados y escuchados por el Presidente y por el Gobernador”, enfatizó. “Desde 2009 no hay una inversión tan importante”, agregó, porque en su mirada “los recursos de los vecinos no alcanzan” para brindar seguridad.

Zabaleta, en otro orden, sostiene una idea que espera poder desarrollar en los próximos meses. Se trata de un trabajo territorial para abordar la problemática. “Que no termine solamente con los números. Hay que tomar el desafío de dar combate contra el delito con una muy buena organización territorial, porque tenemos las mismas situaciones de inseguridad”, señaló.

Por último, para el análisis integral de un fenómeno que sigue a la vanguardia en los reclamos vecinales, Lucas Ghi puso la mirada en la situación carcelaria. Es que el plan también se propone la construcción de cárceles y alcaidías para alojar detenidos y terminar, de esa forma, con la superpoblación en comisarías, que impiden que ese personal esté destinado al patrullaje.

Si bien no está en carpeta edificar una cárcel en Morón, lo que sí analizó el intendente es lo que considera como “una deuda de la democracia”, en referencia a la reincidencia en el delito. “Hay un trabajo por hacer para permitir la inserción en el mercado laboral de una persona que cumple condena. Queremos jerarquizar el Patronato de Liberados para que logre el cometido de resociabilizar. Si no lo logramos es un enorme fracaso en términos utilitarios y económicos”, concluyó.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram