Thursday 22 de October, 2020

EXCLUSIVO: le dieron prisión perpetua a un peligroso delincuente por un crimen que estremeció a El Palomar

Leandro Ezequiel Chazarreta fue condenado por el asesinato de Miriam Coppolillo, la mujer que salía a festejar el cumpleaños de su marido el 30 de septiembre de 2016. Detalles de un fallo en un caso estremecedor, en el que también fue condenado como coautor un menor de edad.

Miriam Coppolillo
Claudio Cruzans y su esposa Miriam Coppolillo, asesinada en la noche del 30 de septiembre de 2016 en el intento de robo del auto de la pareja

Nació en 1998, vivió en El Palomar y hasta los 18 años, cuando cayó preso por un crimen que estremeció a la opinión pública, repartió su vida entre el fútbol, la droga y el delito. Leandro Ezequiel Chazarreta, alias ‘El Pony’, fue condenado a prisión perpetua por el asesinato de Miriam Coppolillo, la mujer que salía de su casa de la calle Guaraní a celebrar el cumpleaños de su esposo y recibió un disparo en el pecho en el intento del robo de su auto.

Todo ocurrió el 30 de septiembre de 2016. Esa jornada, según quedó establecido en el juicio realizado por el Tribunal Oral Criminal Nº 1 de Morón, cerca de las 16.30, en Pampa y Fornier, de El Palomar, a bordo de una moto Yamaha modelo XTZ oscuro, Chazarreta y otro sujeto prófugo hasta el momento mediante amenazas e intimidación con arma de fuego se apoderaron de otro motovehículo -marca Honda modelo CG 150, propiedad de F.A.M.-, y se dio a la fuga. Así comenzó la violenta secuencia delictiva que finalizaría con la muerte de Coppolillo.

Una hora más tarde, en Olavarría al 4000 de Villa Pineral, partido de Tres de Febrero, una banda conformada por al menos cuatro sujetos –uno de ellos Chazarreta- a bordo de dos motos, atacó con dos armas de fuego a otra víctima, un joven llamado M.A.D., para también robarle su moto marca Yamaha modelo XTZ. En ambos casos, las víctimas de los robos declararon en el juicio por el crimen de Coppolillo.

Marchas por seguridad
Imágenes de la marcha en El Palomar en reclamo de justicia por el crimen de Miriam Coppolillo

Después de aquellos robos, cuando la noche había ganado la geografía, esa banda –con las motos Honda y Yamaha robadas previamente- arribó a las inmediaciones del domicilio de la calle Guaraní al 1500 de El Palomar, de donde salían Claudio Cruzans y su esposa Miriam Coppolillo. Era el día del cumpleaños de Cruzans, que lo había festejado por la mañana con sus padres y a la noche iba a cenar a un restorán con su esposa.

Al salir de su casa, marcha atrás, el conductor observó dos luces que se separan y se percata de que eran dos motos. Una de ellas se subió a la vereda y la otra se le atravesó por delante. En eso, el hombre aceleró como para escapar del lugar y el sujeto que viajaba en la parte trasera de la moto ejecutó un disparo. Su mujer le dice en el momento “me dio en el corazón”. Asustado, aceleró aún más fuerte, en la esquina giró a la derecha y a las dos cuadras encontró a la Policía. Les contó a los efectivos que atropelló a la moto y siguió rumbo al Hospital Posadas.

LEÉ MÁS DEL CASO: 

http://www.primerplanoonline.com.ar/index.php/2016/10/06/asesino-miriam-coppolillo-la-historia-pony-adolescente-cambio-futbol-delito/

Desesperado, Cruzans llegó a la guardia del nosocomio, cargó a su mujer, los médicos la atendieron de urgencia y le dijeron que la estaban estabilizando. Volvió a su auto y rompió el parabrisas de la bronca. A las tres horas le informaron que Miriam había fallecido.

LAS PRUEBAS Y LOS CONDENADOS

Mediante el empleo de una pistola calibre .40 sin portación legal, “con clara decisión de darle muerte”, según lo que quedó establecido en el juicio que llevaron adelante los jueces Claudio Chaminade, Mariana Maldonado y Juan Carlos Uboldi, Chazarreta efectuó un disparo contra la mujer que estaba sentada en el lado del acompañante. “La bala ingresó por el tórax, y provocó lesiones de tal gravedad que posteriormente le causó la muerte”, indicaron las pericias.

'El Pony'
Leandro Chazarreta, alias ‘El Pony’, el condenado a perpetua por el sanguinario crimen de Miriam Coppolillo, jugaba en inferiores de Almagro

Un día después del crimen, Chazarreta (que era acompañante en la moto) ingresó con anuencia de sus moradores a una vivienda de la calle Villegas al 500, en Palomar, portando la pistola la usada en el ataque a Cruzans y a Coppolillo, y un chaleco antibalas. A las pocas horas fue detenido por la Policía en ese lugar, acusado del crimen. Lo había delatado su compañero de tropelías, que luego del impacto contra el auto de Cruzans quedó herido en el piso y fue detenido por los efectivos que se cruzaron con el hombre desesperado por asistir a su esposa. Por ser menor de edad, su identidad no puede ser publicada, pero sí la información de que recibió 10 años y seis meses de prisión en juicio abreviado por ser considerado como coautor del crimen.

En rueda de reconocimiento, el marido de la víctima fatal reconoció a ‘El Pony’ como el que le disparó a su mujer. Dos vecinos de la cuadra presenciaron toda la secuencia y también relataron toda la secuencia de aquella sangrienta noche. La moto se colocó en diagonal a su coche y ninguno de sus ocupantes bajó, sino que el disparo salió desde el revólver que portaba quien viajaba en el asiento trasero.

Chazarreta recibió prisión perpetua por ser autor penalmente responsable de los delitos de robo agravado por el uso de arma de fuego; robo agravado por el empleo de arma impropia; robo agravado por el empleo de arma de fuego con la participación de un menor; homicidio agravado criminis causa con la participación de un menor; portación ilegal de arma de guerra reiterado en dos hechos, todos unidos materialmente entre sí. Lo fuerte de la condena es que el tribunal le quitó el derecho a la libertad condicional o a salidas anticipadas de la cárcel. Pasará varios años tras las rejas.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram