Sunday 5 de December, 2021

EXCLUSIVO Para la justicia, la muerte de la hija del policía en Virrey del Pino fue un accidente

Si bien Juan Ramón Herrera quedó detenido, también es probable que recupere su libertad en poco tiempo. Es que la jueza de Garantías que interviene en la causa modificó la calificación legal de la imputación en su contra y lo considera un hecho culposo. Detalles y dudas en torno a la investigación.

Juan Herrera (34) recuperó la libertad: la justicia considera que la muerte de su hija fue un accidente

Información exclusiva de Primer Plano Online: para la justicia, la muerte de la pequeña hija del efectivo policial Juan Ramón Herrera en Virrey del Pino fue un accidente y el uniformado quedó al borde de recuperar su libertad en las próximas horas.

En rigor, lo que determinó la jueza Carina Alejandra Andrijasevich, titular del Juzgado de Garantías Nº 6 de La Matanza, es cambiar la imputación en contra del agente. Mientras el fiscal Gastón Duplaá había pedido su detención por el delito de homicidio calificado, la magistrada concedió el arresto pero por considerar que se trató de un homicidio culposo, es decir, claramente el resultado de una acción no premeditada.

Será clave para el avance de la investigación el testimonio de Natalia Bergamaschi, mamá de la nena fallecida y esposa de Herrera. Se espera que pueda declarar en la mañana de hoy, si su estado anímico lo permite, o a más tardar el jueves. Hasta el momento la mujer contó que fue un forcejeo en medio de una discusión y que en medio de esa situación la bala se disparó e hirió a la nena.

La pequeña Victoria Ailén Herrera, de seis años, murió como consecuencia de las heridas que sufrió por el proyectil que salió del arma reglamentaria de su papá

Es por eso que, más allá de un verdadero drama familiar, la polémica en torno al caso está abierta. ¿No sabía las consecuencias de su accionar un hombre experto en el manejo de armas, que primero pasó por la Policía Federal y luego quedó en la Policía de la Ciudad? El forcejeo entre la pareja fue en un lugar cerrado, como es la cocina de la vivienda que comparten en la calle Albateiro al 3.600, en la mencionada localidad matancera.

¿Por qué tenía su arma en la mano? ¿Quiso dispararle a la esposa en la discusión? ¿Amenazarla? Como sea, para la justicia el disparo fue accidental y Herrera jamás pensó en dispararle a su hija. Pero el proyectil salió de su arma y terminó llevándose la vida de la menor. ¿Actuó bajo los efectos del alcohol? ¿En realidad se intentó suicidar y su mujer e hija lo intentaron evitar y en el forcejeo el arma se disparó?

Las únicas dos personas que pueden dar cuenta de lo ocurrido esa noche son Herrera y Bergamaschi. Por eso la declaración de la mamá de la nena será determinante para saber si su marido recupera la libertad. Lo que para la justicia está claro, al menos en lo que firmó la jueza, es que el hombre no quiso matar a su hija. Incluso el por ahora efectivo de la Policía porteña se encuentra en un profundo pozo depresivo en la celda en la que está alojado y hay temor de que pueda atentar contra su vida.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram