Sunday 25 de September, 2022

Exclusivo de Primer Plano: el coleccionista de Morón que hizo que el ‘Potro’ Rodrigo ingrese al Libro Guinness de los Récords

Damián Cotarelo fue entrevistado por Adrián Noriega y contó detalles sobre cómo fue el proceso que atravesó para ser seleccionado como el mayor poseedor de objetos del mítico artista cordobés.

Damián Cotarelo
Damián Cotarelo y uno de sus trofeos sobre Rodrigo, la camiseta de Belgrano firmada por todo el plantel

La memoria de Rodrigo «El Potro» Bueno ya está registrada para siempre en uno de los libros más famosos del mundo: el Guinness. Es que la histórica entidad londinense dio ingreso a una colección de objetos relacionados al cuartetero cordobés, a cargo de Damián Cotarelo, un fanático oriundo de Morón que dedicó durante años a reunir objetos que tengan que ver con su vida y, tras atravesar un largo y extenso proceso de selección, fue habilitado para ingresar al verdadero salón de la fama a nivel mundial.

El proceso para certificar su colección le demandó ocho meses. Tuvo que filmar la evidencia con la presencia de testigos y firmar numerosos documentos para llegar al famoso libro: el tercero más vendido de la historia, después de La Biblia y El Corán.

“No me lo esperaba. Mandé la solicitud con poca expectativa porque Guinnes se destaca por tomar personajes universales en lo que tiene que ver con colecciones, y son reacios a tomar fenómenos que pueden ser nacionales y hasta latinoamericanos. Pero ofrecí la mayor colección de Rodrigo, me colgué un poquito de Diego Maradona, porque conté que Rodrigo era el autor de La Mano de Dios, y después de tres meses me dieron el visto bueno”, contó el joven coleccionista, que también es periodista y vive en Haedo.

Dentro de los objetos aprobados hay diarios, revistas, CDs, vinilos y casettes, fotografías impresas, artículos escolares, muñecos, mates, copas, pañuelos, encendedores, tarjetas y entradas de shows, afiches, libros, colgantes, alcancías, velas, estatuas, afiches, almohadones, figuritas y estampitas, billeteras, relojes, gorros, cuadros, prendedores e imanes, entre otros elementos.

La gigantesca colección es considerablemente mayor a la premiada. Consta de 6 mil objetos, entre los cuales se destacan el primer vinilo grabado a los cinco años por el cuartetero, además de ropa, algunas pertenencias personales y hasta una porción de pasto sacado de su última casa en Barrio Argüello, Córdoba. Por ejemplo, mostró en cámaras una camiseta del club Belgrano de aquella provincia, del cual Rodrigo era “hincha perro”, firmada por todo el plantel.

¿Para cuándo el museo?, preguntó Adrián Noriega. A lo que Cotarelo respondió: “Por ahora soy un coleccionista privada. Todavía no surgió nada pero en un futuro puede llegar a aparecer alguna posibilidad, tal vez una muestra itinerante. Me gustaría compartirlo con la gente”, concluyó el coleccionista.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram