Wednesday 17 de August, 2022

Exclusivo de Primer Plano: la abogada que denunció a la mafia penitenciaria en Ituzaingó asegura estar amenazada y con miedo

Karina Valenti visitó el programa televisivo líder en audiencia de la región oeste y contó pormenores de los delitos que tomaron estado público en los últimos días.

La abogada Karina Valenti se animó a representar en forma colectiva y gratuita a cientos de detenidos de bajos recursos alojados en prisiones de la Provincia de Buenos Aires por delitos cuyas condenas no superan los seis años. Al tomar conocimiento de las condiciones de encarcelamiento a las que son sometidos los presos, la mujer inició la presentación de una serie de hábeas corpus ante las autoridades judiciales y denunció públicamente los casos. La última intervención de la letrada se conoció el viernes pasado a través de la Revista Veintitrés: los guardiacárceles del penal 39 de Ituzaingó tenían montado un desarmadero ilegal y clandestino dentro de la unidad, que se montaba con los vehículos que los propios detenidos salían a robar con permiso, y también idearon un sistema de peajes para ingresar drogas.

Convocada por el programa periodístico Primer Plano, y en diálogo con el conductor Adrián Noriega, Valenti calificó al hecho denunciado como “gravísimo”, y reconoció sentirse amenazada. “A pesar del miedo y las amenazas estoy acá hablando con vos, pero otros no tienen esa suerte. Uno de los chicos que denunció lo que pasa en el penal de Ituzaingó fue trasladado a Baradero en condiciones infrahumanas; otros fueron intimidados y también trasladados”, confesó.

Detenido con heridas de bala

Consultada sobre su defensa a los detenidos, la abogada reflexionó que “todos los días los ciudadanos reclaman seguridad, me incluyo, y es hora de empezar a ver cuál es la raíz del problema, qué es lo que está sucediendo y dónde están estos grandes núcleos impenetrables con impunidad total”.

La letrada también planteó la duda sobre la complicidad de las autoridades judiciales y políticas a la hora de intervenir frente a estas denuncias. Los allanamientos tardan días y días, entonces los funcionarios (penitenciarios) están avisados y todo queda en la nada. Pero esta vez los detenidos dieron un paso más y filmaron hechos de extrema gravedad, que por cuestiones de seguridad pedí que remitan directamente al periodismo.

 

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram