Tuesday 20 de October, 2020

EXCLUSIVO-Tras una ola de robos de autos y motos, realizaron múltiples allanamientos en Ituzaingó y Castelar sur: hay cuatro detenidos

Los procedimientos fueron ordenados por la justicia de Morón a raíz de denuncias anónimas de vecinos hechas en la Secretaría de Gobierno y Seguridad del Municipio. Además de los aprehendidos, los investigadores recuperaron varios de los vehículos robados.

Allanamientos en Ituzaingó y Castelar
Uno de los vehículos que fue recuperado en los procedimientos, que estaba listo para ser desguazado

Todo se inició con el cruce de información de varias denuncias que hicieron las víctimas de delitos contra la propiedad automotor y que, posteriormente, se sumaron a llamados anónimos de vecinos dando cuenta de movimientos extraños en diferentes domicilios.

La primera de las presentaciones judiciales fue el pasado 14 de agosto, la pesquisa recayó en manos del fiscal Marcelo Tavolaro, de la UFI Descentralizada Nº 1 de Ituzaingó. El funcionario se contactó con Edgardo Gastón Benítez, comisario titular comisaría primera, y con Gabriel Quieroz, jefe de la Departamental Moron, y juntos llegaron a la conclusión de que había una ola delictiva en la zona.

Allanamientos en Ituzaingó y Castelar

Por eso, luego de tareas investigativas y llamados anónimos de vecinos a la línea gratuita que dispuso el Municipio, los agentes detectaron movimientos extraños en tres domicilios en particular, en donde se acumulaban autos y motos con la fachada de talleres mecánicos. En rigor, lo que ocurría allí era el desguace de los rodados que habían sido robados mediante diferentes metodologías.

El primero de los supuestos locales de reparación mecánica estaba ubicado sobre la calle Andalgalá, esquina Ombú, del Barrio San Alberto. Allí, Mauricio M., conocido como ‘El Gordo M. (su apellido)’ era el organizador de la movida delictiva. Los otros talleres allanados fueron uno sobre la calle William Morris al 3100, en Castelar sur (un galpón con puerta a la acera donde se guardaban automóviles y repuestos) y otro sobre Madrid, casi esquina Williams Morris, donde también funcionaba un local a modo de mecánico pero sin denominación de fantasía. En realidad, la banda ingresaba allí el producto de los ilícitos, y lo resguardaba en un galpón asentado en fondo de la finca. Hubo un cuarto objetivo allanado, en Madrid, entre 14 de Julio y Miró, también de Castelar Sur.

Allanamientos en Ituzaingó y Castelar

Los responsables esos lugares son Martín y Fabián V., hermanos, ambos con antecedentes en delitos contra la propiedad automotor, y una jubilada llamada María S., quien quedó notificada de la causa en su contra. Como parte de los procedimientos ordenados por el juez Jorge Rodríguez, del Juzgado de Garantías Nº 5 de Morón, los policías recuperaron un Peugeot 307; un Ford Ka azul (con signos de adulteración en motor) y también pedido de secuestro; una motocicleta Zanella; un Alfa Romeo Spart verde; una Toyota Hylux negra, todos con pedido de secuestro; autopartes varias, ópticas, herramientas de corte y ganzúas; y una moto Honda Wave negra con motor y chasis adulterado. También había cinco ópticas de la línea Fiat, 8 estéreos de diversas marcas.

 

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram