Friday 22 de January, 2021

Expectativa: mañana se conocerá la condena contra Diego Cuevas, el responsable de las muertes en la picada fatal de Haedo

Las partes querellantes y la fiscalía le pidieron al tribunal que juzga el hecho la pena de 18 años de prisión para el conductor del Nissan que embistió y mató a dos chicos que volvían de bailar y provocó lesiones gravísimas en otros tres.

Picada fatal de Haedo
El recuerdo de Manuel Lastra y Lautaro Juárez, las víctimas mortales de la picada fatal de Diego Cuevas

Se viene una jornada clave en la justicia de Morón. Mañana viernes, desde las 14, será el momento en que se sabrá qué condena le cabe a Diego Cuevas, el conductor que mató a Lautaro Juárez y Manuel Lastra en pasado 5 de abril de 2015, mientras corría una picada sobre la avenida Rivadavia en la intersección con Maipú, en Haedo.

Los jueces Alejandro Rodríguez Rey, Pablo Gossn y Daniel Leppen darán a conocer el veredicto sobre un caso que se ventiló abiertamente en un juicio que demandó cinco largas jornadas, y en el que las partes querellantes y la propia fiscalía, integrada por Marcelo Papavero y Antonio Ferreras, concluyeron en pedir la pena de 18 años de prisión para el único imputado en una causa que tuvo muchas dificultades desde el principio, como la contaminación en la muestra de sangre extraída a Cuevas para la pericia alcoholométrica y la imposibilidad de hallar al automóvil Bora con el corría la prueba de velocidad.

En conversación con Primer Plano On Line, uno de los fiscales definió al debate como “tenso, signado en todo momento por el dolor y con la presencia permanente de víctimas y de familiares de víctimas”. “Hubo gente que tiene un ser querido que ya no es el que era, y estamos hablando de dos jóvenes de menos de 20 años con lesiones severas en el cráneo. Uno tiene que tomar anti convulsivantes de por vida, que tiene una memoria fragmentaria, mientras que el otro perdió prácticamente el habla, y que tiene un hundimiento de cráneo que se le nota, que sólo pudo estar en los alegatos porque la semana anterior estuvo sometido a operaciones. Eso es lo que se vivió desde lo humano y desde los alcances de esta tragedia”, le dijo Antonio Ferreras a éste medio.

ESCUCHÁ EL TESTIMONIO DEL FISCAL FERRERAS

 

Desde el punto de vista técnico, el funcionario judicial valoró que “se logró reproducir toda la prueba testimonial y pericial, y se lograron acreditar los hechos bastante cercanos a cómo ocurrieron, también con el aporte de unas cámaras zonales que, por fragmentos, nos daban pantallazos del desarrollo de los sucesos”.

Asimismo, explicó que la tragedia ocurrida aquella mañana de 2015 se pudo recrear con el testimonio de un grupo de testigos que declaró en el juicio, ya sean sobrevivientes, otros que habían estado con las víctimas en una parada de colectivos momentos antes, aquellos que viajaban en un auto que en un momento estaba a la par del Nissan (manejado por Cuevas) esperando en una barrera y que fueron invitados a correr, y los propios ocupantes del Nissan, a quienes graficó como “los más reacios a contribuir con la verdad”.

También puso en dimensión el testimonio de la enfermera Romina López Conin, que circunstancialmente pasaba por ahí, vio los cuerpos tirados y se bajó a ayudar. Esa mujer tuvo contacto inmediato y cercano con Cuevas y, como contó Primer Plano On Line, dijo ante los jueces que el conductor “tenía un fuerte aliento etílico”. Otra declaración valiosa, según el fiscal, fue la de un remisero que viajaba a 60 kilómetros por hora sobre la Avenida Rivadavia y que es el obstáculo que encuentra de frente el Nissan, que se trasladaba, según se constató pericialmente, a casi 130 kilómetros/hora. “Es como si se hubiera encontrado con algo parado, y al no poder pasar por la izquierda pega el volantazo y clava los frenos hacia la derecha y va a parar contra las barandas Jersey”, describió Ferreras.

Picada fatal de Haedo
El Nissan conducido por Cuevas a pocos minutos de haber producido la tragedia

“Acreditamos que había una competencia ilegal de velocidad, un delito que hoy por hoy es doloso y está previsto en el Código Penal, y para nosotros en concurso ideal con los homicidios resultantes y con las lesiones graves. Se pudo recrear la mecánica del hecho, las velocidades desarrolladas y el estado de alcoholización, que no le impedía (a Cuevas) comprender lo que hacía”, agregó el funcionario judicial. Cuando Primer Plano On Line le pidió precisiones sobre si el nivel de alcoholización en sangre podría llegar a ser un factor a favor del acusado, el fiscal aclaró que “el alcohol en sangre actúa produciendo un enlentecimiento en los tiempos de reacción, pero su conducta fue consciente”.

Para finalizar, Ferreras manifestó que “del tribunal esperamos un pronunciamiento que recepte todo lo que hemos recreado y brinde acogida favorable a nuestra pretensión en cuanto a la calificación legal”, que es doble homicidio simple con dolo eventual y lesiones graves. Por eso el pedido de una condena tan fuerte en cantidad de años.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram