Sunday 14 de August, 2022

Fallo inédito: condenan a un padrastro golpeador y a su mujer por no hacer nada para proteger a sus hijos

Tribunales de Morón
El juicio por los supuestos abusos en el Jardín Alberdi de Castelar continuará la semana próxima en los Tribunales de Morón

 

Golpes, quemaduras y hasta latigazos. Así maltrataban a dos niños de uno y tres años sus propios padres en Merlo. La intervención judicial se dio a partir de que un nene de 13 años, vecino de la familia, narró el hecho a su propia madre, que radicó la denuncia. Luego, el calvario de esos niños fue ratificado por el testimonio de los hermanos de ambos menores, de 8 y 10 años, quienes explicaron a las autoridades mediante la técnica de entrevistas psicológicas los permanentes castigos a los que eran sometidos los pequeños.

Los hechos ocurrieron en 2013 en una vivienda del barrio Mariano Acosta. Los acusados, un hombre de 44 años y una mujer de 30, se sentaron en el banquillo a lo largo de un juicio que duró una semana y que concluyó con una fuerte condena: al padrastro, que era quien ejercía la violencia con los chicos, le dieron 25 años de cárcel.

A la mamá, que técnicamente no era la violenta, la condenaron a 4 años de prisión por “comisión por omisión”, es decir, por no hacer nada en defensa de sus hijos cuando tenía el deber de protegerlos. Se trata de un fallo que es muy difícil de lograr: una condena por «no hacer».

Según publicó Diario Anticipos, los peritos explicaron en las audiencias que los niños sufrieron lesiones provocadas con látigos y cables, quemaduras de cigarrillos en los brazos e innumerables golpes en el cuerpo. “Presentaban hematomas en brazos, espalda, frente, glúteos, rodillas, rostro y pies”, dijo un médico, mientras que otro testigo señaló que el hombre aplicaba “patadas con sus botines puestos” a sus hijastros.

También declaró la madre del vecino de trece años que alertó a su progenitora de lo que estaba sucediendo en la casa de los abusos y como estaba infectada la espalda de una de las víctimas. La mujer le avisó a la policía y al padre biológico de los niños, quien rescató a los menores y llevó el caso a la Justicia.

Uno de los expertos que prestó declaración en el juicio afirmó que “en veinte años de trabajo nunca había visto algo así”. El caso, al decir del fiscal Baños, que intervino en la causa desde sus inicios, excedió la maldad natural del hombre” que los magistrados están (lamentablemente) habituados a ver en los debates judiciales.

Los jueces Diego Bonnano, Raquel Lafourcade y Mariela Moralejo Rivera fueron los que condenaron a la pareja.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram