Thursday 5 de August, 2021

Felicitas Cabretón: la concejal de Juntos por el Cambio acusada de truchar sus datos para acceder a una vacuna

Al momento de inscribirse para ingresar en el listado de aspirantes al fármaco, informó que tenía una infección pulmonar crónica, con lo cual el turno le llegó más rápido que a otras personas. Sin embargo, se descubrió que esos datos eran falsos. El caso desató un escándalo político.

La concejal macrista quedó envuelta en un escándalo de proporciones y se multiplican las voces que le piden dejar su banca

Es un escándalo político de proporciones en una ciudad en la que todo el mundo se conoce. E involucra a una concejal de Juntos por el Cambio, que falseó datos suyos para acceder a la vacuna contra el Covid-19 habiéndose anotado como integrante de un supuesto grupo de riesgo que en rigor no es. Si bien cuando le llegó el turno lo rechazó y no accedió a la respectiva dosis, su comportamiento ético ya ameritó varios pedidos de renuncia a su banca.

La protagonista de la historia es Felicitas Cabretón, edil de la Unión Cívica Radical en Necochea. Ella quedó expuesta a raíz de una decisión del Departamento Ejecutivo Municipal, a través de la cual quienes integran el Concejo Deliberante y funcionarios y funcionarias del gobierno local prestaron su consentimiento e informaron sus datos en un registro para que se pueda dar a conocer si fueron vacunados, bajo qué condiciones, declaración jurada, si se inscribieron o si directamente no se les aplicaron dosis.

Ahí saltó la hecatombe política. Es que ahora la dirigente enfrenta una acusación ética por la mentira en la que incurrió para llegar a ser vacunada. En su inscripción al plan Vacunate a través de la aplicación de la provincia, informó que sufría una infección pulmonar crónica, con lo cual el turno le llegó más rápido que a otras personas. Cuando se supo, la edil salió con un comunicado que embarra más su situación.

“Decidí cancelar por dos motivos: sabía que había personas se habían anotado antes que yo y no habían recibido su turno y, además, al momento de recibir dicho turno no había podido ni modificar mis datos ni hacer la cancelación del turno vía app porque el sistema no me lo permitía”, comunicó por redes sociales. ¿Qué era lo que tenía que modificar de su inscripción? Justamente el dato que la hacía parte de un grupo de riesgo al que no pertenece.


Como sea, el escándalo se desató y las voces que piden que deje su banca se multiplican. Por ahora, sin embargo, ella descarta esa posibilidad. “No solo no tengo nada que ocultar, sino que además seguiré trabajando e insistiendo en toda la información creo sea necesaria para transparentar este y cualquier otro acto de gobierno». Quizá debería modificar su propia conducta para lograr semejante cometido.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram