Thursday 22 de October, 2020

Fortnite: el juego que se convirtió en adicción entre adolescentes y jóvenes, que llegan sin dormir a la escuela o al trabajo

Se trata de un divertimento virtual cuya aplicación se consigue de manera gratuita y permite interactuar con amigos y personas de todo el mundo. Directivos de colegios del conurbano ya manifiestan su preocupación por la baja en el rendimiento escolar.

Fortnite
El Fortnite es un juego gratuito que se puede jugar on line y es furor entre jóvenes y adolescentes

La Organización Mundial de la Salud analiza dos factores principales para detectar si existe o no adicción a un videojuego: cantidad de horas frente a la pantalla y las cosas que la persona deja de hacer por estar inmerso en esa realidad virtual.

En la actualidad hay un fenómeno que concita la atención de chicos y grandes, y que particularmente involucra a las diversas comunidades educativas si la mirada se posa en el conurbano bonaerense. Se trata del Fortnite, un juego cuya característica primordial es que es gratuito y se puede jugar en diferentes plataformas, que también tiene como hecho destacado que no tiene final y es un permanente desafío para mantenerte con vida en una isla junto a otros 100 jugadores, que no necesariamente son siempre conocidos.

Fue un juego más de los disponibles cuando salió al mercado en julio de 2017 hasta que viró a la modalidad Battle Royale, derivado de una película japonesa de culto con ese mismo nombre, cuya trama se basa en que todos los estudiantes de una clase deben luchar entre sí con una única meta: ser el que quede vivo. La cantidad de horas que se puede jugar es ilimitada: no termina nunca.

“Es un tema que abordamos y no sabíamos la repercusión que iba a tener, pero encontramos mucha receptividad en la comunidad educativa, donde los docentes nos manifestaron que los chicos llegaban sin dormir a la escuela”, reflexionó Walter Martello, defensor del Pueblo adjunto de la provincia de Buenos Aires. Durante una entrevista con el programa Primer Plano Recargado, el funcionario destacó que “se rompió el vínculo cara a cara entre chicos, porque las comunidades son virtuales”.

“Más que responsabilidad del Estado, nosotros lo que tenemos que revisar en nuestro deber como padres y los límites”, agregó Martello, quien puso el foco en la pérdida de rendimiento escolar de los estudiantes y hasta de relaciones laborales en el caso de jóvenes un poco más grandes.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram