Sunday 5 de December, 2021

EXCLUSIVO Fue absuelto el agente municipal de Morón acusado de atropellar y herir a un menor que viajaba en moto

Por el beneficio de la duda, la jueza Graciela Julia Angriman consideró que no hubo elementos para tomar postura por una posición o la otra. “No se ha podido vencer el estado de inocencia que asiste al enjuiciado”, afirmó la magistrada en su sentencia.

Alfredo Ariel Montenegro enfrentó una causa lesiones culposas por conducción imprudente: fue absuelto

La Justicia Correccional de Morón dictó hace instantes veredicto absolutorio en el juicio que se le siguió al agente municipal del área de Seguridad Ciudadana de ese Municipio, Alfredo Ariel Montenegro, acusado de haber atropellado y provocado el siniestro vial en el que G.P., adolescente por entonces de 16 años, terminó chocando de frente contra una columna de concreto, hecho que le provocó serias heridas con secuelas hasta hoy.

Para la jueza Graciela Julia Angriman, lo que se logró ventilar en el debate no le permitió configurar elementos de prueba para tomar una postura condenatoria del imputado, por lo cual se impuso el beneficio de la duda. “No se ha podido vencer el estado de inocencia que asiste al enjuiciado”, afirmó la magistrada en su sentencia.

“En el contexto derivado del resultado de la prueba en el debate, donde la reconstrucción del acontecer causal intentada no ha superado el terreno meramente hipotético, prevaleciendo la ambigüedad, en el cual el material probatorio producido a instancias de las partes acusadoras no ha logrado sortear con éxito el proceso de su verificación y refutabilidad”, agregó la funcionaria judicial en su fallo.

El móvil de Seguridad Ciudadana que condujo Montenegro durante la persecución

“No se han ofrecido elementos de prueba confiables que permitan localizar la temporalidad del contacto vehicular. No se puede afirmar con certeza en qué momento ese contacto ocurrió”, es otro de los tramos de la sentencia de un caso que fue seguido en exclusiva por Primer Plano Online. Ahora, resta saber si la fiscal del juicio, Graciela Biassotti, o si la defensa del joven herido en la persecución interpondrán algún recurso en tribunales de alzada para que el fallo sea revisado por una instancia superior.

Como informó este medio, el 5 de setiembre de 2018 Montenegro protagonizó una persecución luego de que G.P. eludiera un control de tránsito en cercanías del cementerio municipal para darse a la fuga a bordo de la moto que conducía. Ese seguimiento terminó con el muchacho estrellado contra la columna de cemento ubicada en avenida Zeballos y Prudan, en Castelar. El adolescente llevaba como acompañante a otro joven que 200 metros antes de la colisión se bajó del rodado y continuó su huida corriendo, hasta que fue aprehendido por personal policial que participó de la pesquisa. Y la moto era robada.

Lo que no se logró probar en el juicio fue la acusación en contra del agente, y es que con su maniobra de seguimiento chocó la moto del chico y eso fue decisivo para el desenlace. Mientras una perito de la Policía que declaró en el juicio expresó su convicción, con los elementos que reunió, que en realidad la patrulla municipal conducida por Montenegro la única marca que presentaba eran restos de una colisión en el lateral del lado derecho de su carrocería, concretamente en la parte trasera del móvil. Es decir, nunca tocó a la moto con su parte delantera para ocasionar el accidente.

Tal como suele ser costumbre en sus resoluciones, la jueza Angriman suele utilizar argumentaciones propias de intelectuales del derecho. «Al cuerpo social le basta que los culpables sean generalmente castigados. Pero es su mayor interés que todos los inocentes sin excepción estén protegidos«, concluyó.

Gustavo Giachino, defensor oficial de Montenegro, se mostró «satisfecho» con la determinación judicial. «Si bien fuimos por la hipótesis de demostrar que no habías prueba que vinculen la conducta de mi defendido con el resultado, lo importante es que el fallo fue resuelto en favor de nuestra postura», finalizó.

La moto que conducía G.P. terminó chocada contra una columna lumínica de concreto: el chico sobrevivió pero quedó con graves secuelas

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram

Sé el primero en comentar

Deja un comentario