Sunday 29 de January, 2023

Una buena noticia: Gabriela Ávila, la mujer apuñalada en El Palomar, fue trasladada a una sala común

Su familia lo comunicó por redes sociales con un posteo en el que agradeció a médicos, a la justicia y a los vecinos que la asistieron en el momento del ataque. “Es una sobreviviente, va a necesitar mucha ayuda, y allí estaremos para que no esté sola. Ojalá que su caso sirva para prevenir muchos otros”, señalaron.

La sonrisa de Gabriela: su familia intenta que vuelva a ser la que era antes del feroz ataque al que sobrevivió

Los familiares de Gabriela Ávila, la mujer de 54 años qué sufrió un intento de femicidio en El Palomar el pasado 4 de enero, informaron hace instantes que la víctima fue llevada a sala común del hospital Posadas y que “está próxima a recibir el alta médica”.

“Luego del ataque, Gabriela recibió no solo la ayuda de Dios sino de muchas personas que intervinieron para que ella hoy pueda volver con sus tres hijos, cuatro nietas y toda su familia”, agradecieron en la nota, en la cual también destacaron la tarea de profesionales de salud del nosocomio que “primero le salvaron la vida, luego uno de sus brazos y curaron cada una de sus heridas”.

“Médicas, enfermeros, asistentes sociales, psicólogas, camilleros y otros trabajadores de los que no nos olvidaremos nunca. También agradecemos a la Fiscalía de Morón (la Nº 12, a cargo del fiscal Hernán Moyano), que intervino ante el intento de femicidio y logró dar con el atacante en menos de 24 horas”, valoraron desde el entorno de la vecina de Merlo.

Sin embargo, allí también esbozaron una crítica. “Nos parece necesario manifestar que nuestra experiencia, como otras, da cuenta de que la justicia actúa con eficacia una vez consumado el hecho, pero no logró prevenir a pesar de los pedidos de ayuda y asistencia de Gabriela”, subrayaron. La mujer, como contó este medio, tenía una denuncias previas para con su atacante en 2017.

Incluso en noviembre pasado se dictó una medida cautelar con la respectiva entrega de un botón antipánico a Ávila y una medida de restricción de acercamiento de Santiago Román Frías, quien la apuñaló en la calle hacia ella. Fuente judiciales informaron a este medio que la pareja “iba y venía” en la relación, y los episodios de violencia eran habituales, pero nunca de semejante envergadura.

La familia de Gabriela completó: “agradecemos a los vecinos de El Palomar, los primeros en asistirla ante el ataque. A la vecina que aportó los videos, al policía que hizo los primeros auxilios para frenar la sangre, a los que llamaron pidiendo auxilio. Y agradecemos sobre todo a familiares, amigos y conocidos, que dejaron sus cosas para acompañaros, donar sangre, rezar y enviarnos fuerzas”.

Para finalizar, dejaron una reflexión. “Gabriela es una sobreviviente, va a necesitar mucha ayuda, y allí estaremos para que no esté sola. Ojalá que su caso sirva para prevenir muchos otros”.

A Ávila la atacó su expareja Frías en la vía pública, en la intersección de las calles Berón de Astrada y Curuzú Cuatiá, de El Palomar. Quedó gravemente herida y tendida sobre el asfalto y el femicida huyó a bordo de su auto, que estacionó en su casa. Desde allí se fue a unas cuadras, a la casa de un amigo, donde tomó mates, charlaron y le pidió quedarse a dormir. Esa madrugada se ahorcó.

AHORA Se suicidó el cobarde que intentó matar a puñaladas a su expareja en El Palomar