Friday 4 de December, 2020

Gatillo fácil en Tres de Febrero: Valenzuela y Ritondo recibieron a los padres del joven asesinado por balas policiales

Después de ambas reuniones, la Auditoría de Asuntos Internos comunicó la separación de cuatro efectivos por el hecho en el que murió Diego Cagliero. Se trata de los oficiales subayudantes Gonzalo Martín Juárez y Julián Roberto Juncal; el subinspector Sergio Darío Montenegro; y el oficial Rodrigo César Exequiel Canstatt, todos del Comando de Patrullas.

Marcha por Diego Cagliero
Al frente de la marcha los papás de Diego, principales abanderados del pedido de justicia

Empieza a tomar otros ribetes la investigación de la muerte del joven artista Diego Cagliero en Martín Coronado. Ayer miércoles los padres fueron recibidos por el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, y por el intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, ambos en encuentros por separado.

Luego de las reuniones, la Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense desafectó preventivamente a cuatro policías del Comando de Patrullas de Tres de Febrero. Se trata de los oficiales subayudantes Gonzalo Martín Juárez y Julián Roberto Juncal; el subinspector Sergio Darío Montenegro; y el oficial Rodrigo César Exequiel Canstatt.

La información oficial ahora difundida por fuentes de la investigación es que los jóvenes que viajaban en la camioneta de la empresa AySA cometieron un hurto tipo piraña en un supermercado Día, que el vigilador privado del comercio llamó al 911 diciendo que era “un grupo comando”, al que identificaron por las cámaras de seguridad. Ahí se inició la persecución sobre la Avenida Márquez, y en un momento desde el vehículo hicieron una maniobra que fue interpretada como que “le tiraron encima la camioneta a un policía”. Es por eso, siempre según la versión de la fuerza de seguridad, que los efectivos dispararon.

Diego Cagliero
Diego Cagliero tenía 30 años y murió por las balas policiales tras una persecución por las calles de Martín Coronado

Las pericias del caso están en manos de Gendarmería Nacional, y hasta que no estén los resultados la justicia no avanzará en algún temperamento para con los agentes por ahora apartados de la fuerza. La investigación judicial está a cargo de la fiscal Gabriela Disnan, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 de San Martín, quien dividió en dos la causa: por un lado el robo y, por el otro, el homicidio de Diego.

Por lo pronto, según informó a Primer Plano Online Adriana García, la mamá de Diego Cagliero, el intendente les explicó que el Municipio hizo saber a los vecinos sobre el trabajo del Centro de Monitoreo, lo que no implica haber defendido el accionar de la fuerza. “Se comprometió a decir la verdad, porque había dicho que mi hijo era un delincuente en un posteo. Necesitamos que se rectifique porque Diego ya no tiene voz y un bebé por nacer. Así que queremos que cambie sus expresiones y ponga en palabras la verdad”, indicó la mujer.

El pasado 19 de mayo, un grupo de ocho jóvenes llegó en una camioneta con el logo de la empresa Aysa al supermercado Día ubicado en Perón al 7300, de Martín Coronado, partido de Tres de Febrero. Seis de ellos agarraron hamburguesas y bebidas alcohólicas y se quisieron ir sin pagar del local, lo que generó en la vereda una discusión con el personal de seguridad del comercio, por lo que descartaron parte de la mercadería pero se llevaron el alcohol, según consta en la causa. De acuerdo al relato de un vigilador, uno de los jóvenes le habría dicho «ojo que te pego un tiro», pero en ningún momento nadie de los imputados exhibió un arma de fuego.

LO QUE DIJO EL INTENDENTE DIEGO VALENZUELA SOBRE EL CASO EN PRIMER PLANO RECARGADO: 

Desde el supermercado dieron aviso al 911 y así se montó un operativo cerrojo y una persecución que culminó cuando varios patrulleros de la comisaría 5ta. de Eufrasio Álvarez y del Comando de Patrullas local interceptaron la camioneta en la esquina de Campo de Mayo y avenida Márquez, a unas cuadras del supermercado.

Los policías declararon que escucharon la detonación de un arma de fuego y así repelieron la supuesta agresión con disparos, uno de los cuales le dio en el pecho a Cagliero, quien quedó muerto dentro de la camioneta. La fiscal investiga si ese supuesto primer disparo desde la camioneta que alegan los policías existió o no, si pudo haber sido efectuado por un arma de aire comprimido o si fue un tiro de otro policía que estaba del otro lado de donde venía la persecución.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram