Sunday 25 de September, 2022

Giro en el juicio por el Jardín Alberdi: piden anular la primera audiencia al comprobar que la defensa del imputado la pagaba el establecimiento

La fiscal Carolina Rodríguez pidió que el colegio sea retirado de la causa como particular damnificado al comprobarse esa doble condición que ejerció durante la primera jornada. Se postergó la proyección de las Cámaras Gesell hasta tanto los jueces resuelvan esta situación.

Juicio por abusos en el Jardín Alberdi
El abogado de una de las familias de los niños abusados, Adrián Corbella, valoró el planteo de la fiscalía

En un giro inesperado y sorprendente, que se conoció tras la declaración de la esposa del acusado José Luis Silvero, la fiscal del juicio que comenzó el martes pasado por los abusos sexuales sufridos tres menores en el Jardín Alberdi de Castelar, Carolina Rodríguez, solicitó a los jueces que integran el tribunal anular la primera audiencia del debate oral no público y reclamó que el establecimiento educativo no forme más parte de la causa en condición de particular damnificado.

El planteo de la funcionaria judicial se conoció luego de que la mujer del imputado, llamada Sandra Noemí Bulacios, intentó aclarar por qué había presentado una nota hacía 40 días en disconformidad con el trato que el abogado defensor le había dispensado a ella y su esposo, y reconociera ante el tribunal que los honorarios de ese letrado, Marcelo Laruffa, lo estaba pagando el jardín en el que ocurrieron los hechos denunciados. Por tal motivo, y antes de que se produzca un escándalo, la fiscal pidió la nulidad de lo actuado y sacar al establecimiento del lugar en que estaba ubicado dentro del proceso judicial, desde donde podía incluso proponer testigos, entre otras cuestiones.

En verdad, las autoridades del colegio alegaron que habían sufrido un perjuicio muy grande a su imagen por las denuncias y podría ser mayor en el caso de una condena, por lo cual los jueces entendieron a prima facie que esa sola condición reunía los requisitos exigidos por el artículo 77 del Código Procesal para acceder a la figura de particular damnificado. Ahora, a partir del reclamo de la fiscal, la última palabra la tendrán los magistrados Osvaldo Cedarri, Aníbal Termite y Andrea Celia Bearzi cuando se retomen las audiencias el lunes que viene.

“Es una contradicción jurídica importante: no se puede estar en la misa y en la procesión”, definió el abogado Adrián Corbella, representante de una de las familias de los menores que llegó con la denuncia hasta las últimas consecuencias. En diálogo con Adrián Noriega durante la emisión de ayer del programa periodístico Primer Plano Recargado, el letrado evaluó como “muy acertado por parte del Ministerio Público el planteo”.

Corbella explicó también que los abogados defensores de las víctimas en realidad pidieron que se deje sin efecto la primera audiencia, a diferencia de la nulidad pedida por la fiscal Rodríguez. “Entendemos que el remedio procesal de la nulidad podría ser peor que la enfermedad, por más que ratificamos el pedido porque la legitimidad del proceso está seriamente afectada”, graficó. La nota fue firmada por sus pares Hernán Bolinaga y Gustavo Velaz, los otros abogados que representan a los pequeños que sufrieron las vejaciones.

José Luis Silvero, que llegó al juicio detenido y permanece en esa condición, estará presente en todo el debate. Es que sobre él pesa la acusación de abuso sexual gravemente ultrajante y corrupción agravada de menores en tres casos, que son los que llegaron a juicio luego de que inicialmente se habían registrado 15 denuncias. Se trata del ayudante de cocina de Jardín Alberdi, a quien la justicia le realizó pericias psicológicas y psiquiátricas que determinaron indicios compatibles con los de un abusador. De todos modos, eso deberá ser demostrado en el juicio.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram