Friday 30 de September, 2022

El Gobierno convocó a los docentes bonaerenses para intentar destrabar el conflicto, pero los gremios dicen que no irán

La gobernadora María Eugenia Vidal convocó a los representantes de los maestros a sentarse a la mesa del diálogo, luego de disponer un adelanto de dinero y gratificaciones a quienes no participaron de la medida de fuerza. Los educadores adelantaron que no asistirán a la reunión porque cayeron mal los anuncios de ayer.

Conflicto docente
Petroncini, Baradel y Laura Torre,

En una semana de suma tensión entre el gobierno que conduce María Eugenia Vidal y el sector docente, el gobierno provincial impulsa una nueva reunión para ponerle fin al conflicto y garantizar las clases en el distrito más grande de la Argentina.

Sin embargo, en las primeras horas de hoy, María Laura Torre (referente de Suteba) anticipó que no tienen pensado asistir al encuentro, «porque no corresponde». Y pintó un panorama complicado: «Hay mucha unidad en el frente gremial, hasta ahora no hay escenario para aceptar una conciliación»

Luego de que la Gobernadora anunciará este miércoles en conferencia de prensa un adelanto de hasta $3750 y un reconocimiento extraordinario por presentismo de $1000 para los maestros que estuvieron en las aulas pese a las huelgas, el Frente de Unidad Docente confirmó la realización de una marcha para este jueves a la Ciudad de la Plata para exigir respuestas a sus reclamos.

El titular de Suteba, Roberto Baradel dijo que «si hay buena fe» en la negociación salarial por parte del gobierno bonaerense, van a «levantar el paro» y remarcó: «Espero que el Gobierno no entienda esto como una guerra o una conspiración, ya que sólo queremos un trato respetuoso y un sueldo digno». Además, el dirigente destacó que «la Nación tiene que asistir a las provincias, también tiene que pagar salarios».

Por su parte, el ministro de Economía provincial, Hernán Lacunza, afirmó en que «el reclamo gremial es cada vez más alto» y destacó que «nunca» encontraron en los gremios docentes «buena fe ni voluntad de negociación», porque «el paro ya estaba decidido». En tanto, reiteró que «no importaba qué propuesta pusiéramos arriba de la mesa porque la decisión ya estaba tomada. Atendimos a cada inquietud, pero cuando estábamos cerca parecía que nos corrían el arco».

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram