Tuesday 29 de September, 2020

El Gobierno provincial impulsa leyes más duras contra el alcohol al volante

Los jueces de faltas podrán suspender las licencias de quienes manejen en estado de ebriedad. La reforma a la ley de Tránsito ya está en la Cámara de Diputados.

Los jueces de faltas de la Provincia podrán suspender preventivamente las licencias a quienes como consecuencia de una falta grave al conducir pongan “en grave riesgo la vida o la salud de las personas”. Así lo dispone el proyecto que apunta a modificar la actual legislación bonaerense en materia de tránsito que envió el gobierno de María Eugenia Vidal a la Cámara de Diputados y que prevé un endurecimiento de las sanciones ante infracciones al volante, especialmente para quienes conduzcan en estado de intoxicación alcohólica.

Los cambios en esta materia son uno de los aspectos centrales de la iniciativa que, entre otras disposiciones, contempla que para conducir un cuatriciclo se deberá contar con licencia y seguro. En rigor, el proyecto de Vidal incorpora un régimen propio de sanciones para faltas y ante casos de reincidencia que hasta ahora funcionaron como una simple adhesión de la Provincia a la legislación nacional en esa materia.

Básicamente, establece un agravante en cuanto a la pena de inhabilitación prevista en la norma nacional para los que cometan infracciones habiendo consumido alcohol por encima de los niveles permitidos.

La modificación que propone la Provincia consiste en que, de aprobarse el proyecto ingreso a la Legislatura, la inhabilitación para conducir será “de carácter obligatorio” para los casos en que se haya cometido una falta grave en estado de intoxicación alcohólica. Además, introduce la sanción de “suspensión de licencia temporaria o definitiva”, ésta última por la comisión de faltas graves que pongan en riesgo la vida o la salud de las personas.

En este punto, el proyecto dispone que las sanciones por infracciones serán “de cumplimiento efectivo”. La lista de penalidades incluye el arresto, la inhabilitación para conducir vehículos, que se sumará a la aplicación de multas cuando el infractor conduzca alcoholizado, la concurrencia a cursos de educación vial o el decomiso de los elementos de comercialización que se transporten.

Los plazos de inhabilitación, de acuerdo a la iniciativa que impulsa Vidal, serán de seis meses para quienes tengan una tasa de alcohol de entre 500 y 999 miligramos por litro de sangre; de doce meses para quienes conduzcan con entre 1.000 y 1.500 miligramos de alcohol en sangre y de 18 meses cuando sea superior a los 1.500 miligramos.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram