Tuesday 22 de September, 2020

Otro golpe al bolsillo del vecino de Ituzaingó

Como anticipó Primer Plano On Line, el intendente Alberto Descalzo ordenó ejecutar la cláusula gatillo que le permitía incrementar las tasas hasta llegar al 50 por ciento en relación a 2015. Bronca vecinal.

El adelanto que brindó en exclusiva Primer Plano On Line quedó confirmado. Ahora, comenzó a regir en Ituzaingó un incremento automático que el Municipio estaba en condiciones de ejecutar a partir de la ordenanza fiscal e impositiva votada antes del recambio de concejales en 2015.

En concreto, el intendente Alberto Descalzo decidió hacer uso de la denominada cláusula gatillo que completa el incremento en las Tasas por Servicios Generales que pagan los contribuyentes y el aumento en relación a las boletas que los frentistas recibieron a finales del año pasado llega al 50 por ciento.

Durante los primeros siete meses del año en curso, las subas en la tasa había orillado el 30% según las zonas, pero con la asfixia económica y financiera que atraviesa la comuna el mandatario decidió poner en ejecución la potestad que lo otorgó el deliberativo anterior, donde contaba con un mayoría mucho más cómoda que la actual.

Este nuevo golpe al bolsillo de los contribuyentes es aplicable al último cuatrimestre de 2016, y la queja de los habitantes ya se hizo sentir. Son varios los despachos de concejales que reciben el reclamo diario porque, en algunos casos, son aumentos difíciles de abonar en un contexto general en donde todo sube de precio.

La pregunta que transmiten muchos vecinos es si semejante aumento, además, se condice con la prestación de servicios que brinda el municipio, donde los baches dominan la escena de los barrios, las luminarias escasean, el distrito no cuenta con hospital ni con un sistema de salud acorde a las necesidades de atención primaria de personas que no cuentan con obra social o medicina prepaga, y el ya histórico reclamo por seguridad.

El propio intendente Descalzo había reconocido que la recaudación tuvo una fuerte caída, de aproximadamente el 8 por ciento. ¿Pensará que aumentando los vecinos seguirán con sus pagos habituales? Lo que está claro es que la fórmula aplicada es conocida y poco original: aumentar para evitar el déficit. O sea que, como siempre, se pretende que la mala administración de las arcas municipales la pague el vecino.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram