Saturday 10 de December, 2022

La grave estadística que crece en el Departamento Judicial Morón: los casos de justicia por mano propia

Lo reveló el fiscal Matías Rappazzo, quien también se desempeña como presidente de la Asociación de Magistrados y Funcionarios Judiciales de la región. “Estamos viendo mucha gente cansada, incluso desmotivada de denunciar”, reveló.

El fiscal Matías Rappazzo y la cruda realidad social que atraviesa la región oeste

“No vale la pena ir a denunciar, prefiero solucionarlo de esta manera”. La grave sentencia es expresada por cientos de vecinos y vecinas que son víctimas de hechos de inseguridad y que optan por un mecanismo tan peligroso como anárquico: la justicia por mano propia.

El fiscal Matías Rappazzo, quien además se desempeña como presidente de la Asociación de Magistrados y Funcionarios del Departamento Judicial Morón, que nuclea también a los Municipios de Hurlingham, Ituzaingó y Merlo, confirmó un dato revelador, y preocupante: crecen los casos de justicia por mano propia en la región.

“Estamos viendo mucha gente cansada, incluso desmotivada de denunciar”, reveló el funcionario en diálogo con Adrián Noriega en la emisión semanal del programa periodístico Primer Plano por el canal Somos de Flow. “Estamos volviendo a una situación de ojo por ojo, diente por diente que es peligrosísima”, agregó, al tiempo que reconoció que “hay un caudal importantísimo de armas en circulación”.

“La inseguridad y la cantidad de delitos es multicausal. Las drogas, la situación económica, la falta de oportunidades, la carencia de un trabajo coordinado desde el Poder Judicial y el Ejecutivo en cuanto al control y la seguridad, que depende de la Policía y de nosotros también, que a veces no llegamos a darles respuestas a la gente”, reflexionó Rappazzo.

LA POSPANDEMIA

Después de la pandemia el delito ha vuelto a niveles más altos que antes. Estamos en el orden de hasta 20 aprehendidos por día”, señaló el fiscal durante la charla.

En cuanto a la modalidad de los hechos, el delito contra la propiedad es lo que más creció, aunque “de vez en cuando se dan hechos violentos con jóvenes de entre 18 y 25 años con armas importantes, que antes no se veía tanto”, completó.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram