Tuesday 22 de September, 2020

Gravísima denuncia: aseguran que los presos del penal 39 de Ituzaingó salen a robar en complicidad con agentes penitenciarios

Un texto publicado en la Revista Veintitrés da cuenta de que los carcelarios permiten salidas de los detenidos para cometer hurtos y luego reducir vehículos para vender sus autopartes. Además, idearon un sistema de peajes para ingresar drogas a la prisión.

Las fotos del desarmadero ilegal que denunciaron funcionaba en la cárcel de Ituzaingó

El número de la Revista Veintitrés que está en la calle reveló cómo los penitenciarios mandan a los reclusos a robar, idearon un sistema de peajes para ingresar drogas a la unidad penal de Ituzaingó y además reducen vehículos para vender las autopartes. El suceso generó un escándalo en el seno del Servicio Penitenciario Bonaerense y llegó a las más altas autoridades de la provincia.

Consultado por Primer Plano On Line, el propio ministro de Seguridad provincial, Cristian Ritondo, reconoció haber tomado intervención tras la denuncia periodística y pidió que “caiga todo el peso de la ley” sobre los responsables si se comprueba lo aseverado en la publicación, aunque no aportó muchas precisiones ante la requisitoria de éste medio. Quizá porque la denuncia recién había tomado estado público.

LA DENUNCIA

Las fotos que ilustran la nota fueron tomadas en las últimas horas por la revista en la Unidad Penal 39, perteneciente al Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), ubicada en Ituzaingó. Corresponden con una especie de desarmadero que funcionaría bajo la protección de los propios penitenciarios, en los talleres del lugar. Las fuentes consultadas por la publicación semanal aseguran que los móviles son robados por los propios internos del penal, durante salidas transitorias, a solicitud de los propios uniformados a cambio de más horas o días en libertad. También los penitenciarios son responsables de entrar la droga y de utilizar mano de obra esclava para trabajos fuera del penal, siempre de acuerdo con la denuncia que realiza un interno ante Veintitrés.

LEER MÁS: http://www.veintitres.com.ar/article/details/101244/la-carcel-del-delito

Según contó el abogado de uno de los internos, “por un par de horas de más en sus salidas transitorias los obligan a traer celulares de alta gama o notebooks, o tienen que pagar entre 2.000 y 3.000 pesos según las horas de más que queden afuera. Además, traen autos y los desarman en los talleres ahí mismo”. En el informe se asevera que “es un desarmadero ilegal regenteado por los penitenciarios, y los autos, motos y celulares son robados por los internos”.

En la página web del Servicio Penitenciario, que depende del Ministerio de Justicia de la provincia de Buenos Aires (www.spb.gba.gov.ar), se informa que la Unidad 39 “fue inaugurada el 27 de agosto del 2004. Es una unidad que cuenta con un régimen semiabierto”. Actualmente se encuentran habilitados los talleres de panadería, mantenimiento edilicio general, artesanías varias, macetas moldeadas, herrería, parquización, carpintería, y en proyecto de elaboración la fábrica de alpargatas”, es decir, nada que tenga relación con autos, motos, motores ni autopartes.

Cárcel

UN JOVEN QUE PIDE AYUDA A VIDAL

Tras poner al descubierto la trama corrupta, uno de los presos que habló con la revista le pidió en un video a la gobernadora María Eugenia Vidal que vele por su seguridad: «Señora gobernadora, temo por mi vida porque mandé a Veintitrés un montón de videos que comprometen al servicio. Me gustaría que usted me pueda ayudar».

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram