Wednesday 25 de November, 2020

Un grupo de mujeres policías proponen crear un área para combatir la violencia de género en la fuerza

Armaron una página para contener a quienes padecen agresiones o abuso de autoridad y avanzan en la conformación de una norma que tenga rango de ley. Enteráte de qué se trata.

Beatriz Castro y Karina Morales
Beatriz Castro y Karina Morales: una fue golpeada por su jefe; la otra, acosada por un director penitenciario

Un grupo de mujeres policías trabaja en la posibilidad de presentar, a través de legisladores de distintas fuerzas políticas, un proyecto de ley para erradicar la violencia de género en la estructura de seguridad. Las protagonistas centrales de la iniciativa son dos uniformadas que padecieron ataques o abuso de autoridad por parte de sus superiores, y que pretenden que no sólo se haga justicia sino que se prevengan futuros casos similares.

“La idea es crear oficinas de violencia de género dentro de la institución policial, que se les de apoyo jurídico gratuito a las víctimas y se impulsen acciones para erradicar todo tipo de violencia hacia las mujeres”, explicó a Primer Plano Online Beatriz Castro, una oficial cuyo caso reveló este medio hace algunos meses.

Ella fue atacada por su superior directo, al que denunció. “El 7 de febrero de 2013, tras ingresar a la comisaría de Villa Luzuriaga, en el partido de La Matanza y de haber tenido una discusión con el segundo jefe, el subcomisario Sergio Ivar Vieyra, éste me tomó de los pelos, me tiró al piso automáticamente, luego cada vez que me levantaba lo hacía tomándome de los cabellos, me arrastró hasta el fondo de la comisaría y me dio patadas en todo el cuerpo”, es una parte del testimonio que brindó a Primer Plano Online.

LA NOTA COMPLETA CON BEATRIZ CASTRO, LA MUJER POLICÍA AGREDIDA POR SU JEFE:

http://www.primerplanoonline.com.ar/index.php/2017/05/08/estremecedor-relato-una-mujer-policia-sufrio-violencia-genero-manos-propio-jefe-directo/

Otra de las impulsoras del proyecto es Karina Morales, agente que denunció haber sido acosada por el subdirector de una penitenciaría y no tiene quien la defienda ni promueva el proceso contra el abusador, también integrante del sistema de seguridad provincial. Buscan, asimismo, que los abogados o abogadas que se ocupen de la problemática tengan una mirada de género.

Por caso, cuentan que las víctimas de este tipo de situaciones reciben lo que se conoce como “licencia psiquiátrica”, y reclaman que ese nombre se modifique a “licencia por violencia de género”. Eso, además, influye y demora los ascensos a los que el resto de los integrantes de la fuerza están posibilitados según el progreso que experimenten en funciones.

“Una de las formas típicas de la violencia es cuando una mujer se ve en la obligación de denunciar a sus superiores. La licencia psiquiátrica mancha su legajo, es etiquetada como ‘denunciera’ o ‘loca’ y no recibe ni asistencia jurídica ni atención psicológica, lo que la termina por devastar”, esgrimen en el texto que debatieron la semana pasada ante los diputados provinciales Miguel Funes y Lucía Portos, miembros de la comisión de Derechos Humanos en la cámara baja bonaerense. El próximo miércoles serán recibidas por el defensor del Pueblo de la provincia, Guido Lorenzino.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram