Thursday 5 de August, 2021

Hay que ser basura eh… Mientras agonizaba y pedía ayuda, al ‘Picante’ Verón le robaron en el hospital el premio de la pelea

Fue en el nosocomio municipal Juan Bautista Alberdi, de Rosario. Desde ese centro asistencial fue trasladado al HECA, donde lo operaron y en el que está alojado. Los 270 mil pesos que había cobrado por el combate le desaparecieron de un bolsillo de su campera.

Mientras el 'Picante' pedía ayuda en medio de su descompensación, alguien aprovechó en el hospital para robarle el dinero que había cobrado por el combate

El boxeador oriundo de Morón Maxi ‘Picante’ Verón atraviesa horas delicadas de salud luego de ser operado de urgencia en la madrugada del domingo, tras la pelea en la que cayó derrotado por nocaut técnico en el octavo round a manos de Gustavo Lemos. Pero eso es ya una simple anécdota deportiva. Ahora la noticia es su estado de salud, y la batalla más dura que está librando por estas horas.

Sin embargo, en medio de un complejo cuadro que este medio ya describió entre domingo y lunes con los partes oficiales del Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (HECA) de Rosario, y con la confirmación de que además dio positivo de coronavirus, una situación trascendió en las últimas horas y causa verdadera indignación.

El ‘Picante’ Verón en su hora más difícil: ahora, el hisopado confirmó que tiene Covid

Al muchacho le desaparecieron de entre sus pertenencias los 270 mil pesos que había embolsado como premio por la pelea. En diálogo con Primer Plano Online, el entrenador del Picante, Marcelo Cerrezuela, detalló lo que pasó. “A Maxi le pagaron el premio y él metió la plata en el bolsillo interno de su campera, que le había dado el Deportivo Morón. Volvimos para Rosario con la finalidad de hacer una tomografía, tal cual es mi costumbre para quedarnos tranquilos. De repente se descompensó en la camioneta, diciendo que se le partía la cabeza”, narró.

De inmediato, el técnico empezó a buscar el hospital más próximo para llevarlo, y apareció en el mapa el nosocomio municipal de esa ciudad santafesina, que es el Juan Bautista Alberdi. Maxi empezó a vomitar a bordo del rodado, y Cerrezuela lo sentó en una silla de rueda. Los médicos que lo recibieron lo ingresaron y dejaron a su técnico afuera. “Ayuda, ayuda”, gritaba ‘Picante’.

“Él entró con la plata en el bolsillo izquierdo de la campera. Esperamos 45 minutos que llegue la ambulancia, y salió la médica a decirnos que había perdido el conocimiento y lo tuvieron que intubar. Y ahí lo mandaron para el HECA”, reveló el entrenador.

Un amigo de Cerrezuela y otra boxeadora, Florencia Salazar, se quedaron en el Alberdi para esperar las pertenencias de Verón y el técnico viajó con el deportista en la ambulancia. Pero cuando revisaron lo que les habían entregado la plata no estaba. Hoy, junto a la esposa del ‘Picante’, van a realizar la denuncia policial por el robo que sufrieron.

El parte médico del deportista no fue bueno hoy. Desde el HECA informaron que intentaron despertarlo pero hubo que sedarlo nuevamente porque no respondió como se esperaba. «Se excitó mucho, lo que fue un mal despertar. Está hemodinámicamente estable, aunque como complicación agregó unos registros febriles, así que le están tomando muestras para cultivos», precisaron fuentes del nosocomio consultadas por Primer Plano Online.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram