Tuesday 28 de September, 2021

La historia de la bestial pelea a piñas y cajonazos en una verdulería de Merlo que terminó con tres detenidos

Ocurrió sobre la calle Betinotti, esquina Morse, de Parque San Martín, luego de que uno de los empleados se negara a entregarle mercadería a tres jóvenes que fueron a pedir. “Fueron a buscar más gente, vinieron y se desató todo”, explicó el dueño del comercio, que tuvo que ser internado por la golpiza que recibió.

Así quedó el dueño del comercio, con su ojo izquierdo comprometido y fractura en el maxilar

“Tengo el ojo comprometido, el pómulo fracturado. Casi me matan”. Así quedó Nicolás, el dueño de la verdulería que se volvió viral en los últimos días por haber sido escenario de una feroz batalla campal a golpes de puños, patadas y cajonazos con integrantes de la denominada ‘Banda del Gitano’.

El hecho sucedió en la esquina de Betinotti y Morse, y la pelea se desató, según la pareja dueña del comercio, luego de que uno de los empleados del lugar se negara a entregarle verduras para hacer un puchero a un joven que había ido a pedir. “Es algo que les decimos nosotros a los chicos: que si viene alguien a pedir nos esperen a que lleguemos”, contó Sol, la propietaria del negocio al noticiero de Telefe.

“Vos sabés quien soy. Vamos a volver”, fue la amenaza que recibió el trabajador. Esa situación desembocó en que al rato el joven volviera con otros integrantes de una banda que atemoriza a la zona, y directamente se trenzaran en una pelea que quedó filmada por las cámaras de seguridad. El encargado de la verdulería, llamado Tobías, fue el que recibió la primera golpiza. Se defendió y arrancó la trifulca.

Recién ahí arribó un móvil policial al lugar, pero llamó la atención la pasiva actitud de una agente mujer y otro hombre, que inicialmente se quedaron mirando la escena desde el patrullero y luego bajaron, pero no intervinieron. Recién cuando arribó un segundo vehículo de la fuerza, los agentes intervinieron y lograron aprehender a tres de los atacantes.

Se trata de Agustín Escalante (21), de Brian Mitar (28) y su hermano Jonathan Mitar (32), los tres vendedores ambulantes según informaron fuentes policiales. En principio la UFI Nº 8 de Morón dispuso la detención de los tres por los delitos de amenazas, lesiones y resistencia a la autoridad. Asimismo, la dueña del local pidió que refuercen la seguridad en la zona. “Si no tendremos que cerrar”, lamentó.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram