Saturday 28 de November, 2020

El hombre araña que promueve las compras en los almacenes de barrio de Morón

Mediante un video casero filmado en un local, Spiderwest invita a los habitantes del conurbano a ir a realizar sus compras diarias a los pequeños comercios que luchan para subsistir y hasta, en muchas ocasiones, proponen mejores precios que las grandes superficies.

Spiderwest
Spiderwest visitó a Fernando Savore en su almacen para promover la compra de los vecinos en los comercios de barrio

Rubén Pastorini es un vecino de Morón que sale vestido como Spiderman (hombre araña) a recorrer hospitales, merenderos, jardines y colegios de la Capital y el conurbano con el objetivo de robarles sonrisas a los más pequeños y a unos cuantos adultos. Un personaje entrañable, que de a poquito se fue ganando el corazón de los habitantes de la región oeste por su encomiable tarea a través de su nombre en las redes sociales: Spiderwest.

Ahora, convocado por Fernando Savore, presidente de la Federación de Almaceneros bonaerense y comerciante de Morón con muchos años de trayectoria en el rubro, el Hombre Araña se animó a promover la compra de los vecinos en los almacenes de bario.

Mediante un video casero, y filmado en el negocio de Savore, la charla entre ambos invita a los habitantes del conurbano a ir a realizar sus compras diarias a los pequeños comercios de barrio, que luchan para subsistir y hasta, en muchas ocasiones, proponen mejores precios que las grandes superficies.

-“Escuchame, hombre araña: ¿vos vas al hipermercado a comprar?”, le pregunta Savore al personaje de Pastorini.

-“No, yo no voy a ningún hipermercado. Yo vengo acá, a ‘Chiche’, que es el mejor supermercado de zona oeste”, responde el hombre con el disfraz de Spiderman.

-“Bien ahí. Aguante el almacén de barrio”, cierra el anfitrión el breve diálogo entre ambos.

En una reciente entrevista con el diario La Nación, Spiderwest contó que trabaja lavando autos, y que hace poco también empezó a ofrecer servicios de animación como Spiderman en eventos privados, cumpleaños y desayunos sorpresa. «Pero siempre la prioridad la tienen las actividades solidarias. Los abrazos de los niños los llevo en el alma, por eso hago todo a pulmón y de manera solidaria. Solo busco darle un rato de felicidad a la gente», explicó.

Ahora se animó a difundir la batalla cotidiana de los almacenes de barrio para seguir en pie en un marco de fuerte recesión y estrepitosa caída del consumo.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram