Monday 8 de August, 2022

Homenaje del Concejo Deliberante de Ituzaingó a 50 años del Operativo Cóndor

Los concejales realizarán una sesión especial mañana por la tarde para conmemorar el medio siglo de aquella histórica jornada. Se trata del primer municipio bonaerense en el que se construyó un monumento evocativo.

El Concejo Deliberante de Ituzaingó realizará una sesión especial mañana, jueves 29 de septiembre desde las 16.30, para evocar el 50 aniversario del denominado Operativo Cóndor. El encuentro será en el Club Atlético Ituzaingó, ubicado en Los Pozos 48, y los organizadores anuncian la presencia en el lugar de algunos integrantes de lo que fue aquella jornada.

LA HISTORIA

Alrededor de las seis de la mañana del miércoles 28 de septiembre de 1966, 18 jóvenes argentinos, entre los que había una mujer, tomaron el control del vuelo 648 de Aerolíneas Argentinas que la noche antes había despegado del aeroparque Jorge Newberry hacia Río Gallegos, dando inicio así al Operativo Cóndor.

Como ya era casi una costumbre por aquellos años, había un gobierno de facto a cargo de Juan Carlos Ongania, quien había desalojado al presidente radical, Arturo Illia, quien había ganado las elecciones con el peronismo proscripto. Las Islas Malvinas no contaban con pista de aterrizaje, y aquel 28 fue el radioaficionado Anthony Hardy el primero en divulgar una noticia que conmovió a millones de argentinos: un avión Douglas DC-4 había descendido a las 8:42 en la embarrada pista de carreras cuadreras, de 800 metros.

Su emisión se captó en Trelew, Punta Arenas y Río Gallegos. Y de esas ciudades se retransmitió a Buenos Aires. Habían transcurrido 133 años desde la última presencia oficial argentina en las Islas Malvinas. Los integrantes del Operativo Cóndor descendieron del avión y desplegaron siete banderas argentinas. El Operativo Cóndor tenía previsto tomar la residencia del gobernador británico y ocupar el arsenal de la isla, mientras se divulgaba una proclama radial que debería ser escuchada en Argentina. El objetivo no se pudo cumplir porque el avión se enterró en la pista de carreras y quedó muy alejado de la casa de sir Cosmo Haskard.

Bajo la persistente lluvia y encandilados por potentes reflectores, los comandos bautizaron el lugar como Aeropuerto Antonio Rivero. El sacerdote católico de la isla, Rodolfo Roel, intermedió para que los restantes pasajeros -entre los que se encontraba Héctor Ricardo García, director del diario Crónica y de la revista Así- se alojaran en casas de kelpers, mientras los «cóndores» permanecían en el avión.

Al anochecer, Dardo Cabo, quien comandaba el operativo, le solicitó al padre Roel que celebrara una misa en la nave y después los 18 jóvenes cantaron el Himno Nacional. Al día siguiente, luego de formarse frente a un mástil con una bandera argentina y entonar nuevamente el himno, el grupo entregó las armas al comandante Fernández García, única autoridad que reconocieron. Los muchachos fueron detenidos bajo una fuerte custodia inglesa durante 48 horas en la parroquia católica.

El sábado a mediodía, el buque argentino Bahía Buen Suceso embarcó a los 18 comandos, la tripulación del avión y los pasajeros rumbo al sur argentino, adonde llegaron el lunes de madrugada. Los jóvenes peronistas fueron detenidos en las jefaturas de la Policía Federal de Ushuaia y Río Grande, en Tierra del Fuego. Interrogados por un juez, se limitaron a responder: «Fuimos a Malvinas a reafirmar nuestra soberanía».

Quince de ellos fueron dejados en libertad luego de nueve meses de prisión. Dardo Cabo, Alejandro Giovenco y Juan Carlos Rodríguez permanecieron tres años en prisión debido a sus antecedentes político-policiales como militantes de la Juventud Peronista.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram