Thursday 30 de June, 2022

Horror en Merlo: detuvieron a un pervertido de 78 años por violar de una nena de apenas 11, vecina suya

Los hechos ocurrieron entre febrero y septiembre del año pasado y fueron descriptos por la víctima en un diario íntimo que le entregó a su maestra. La nena, diagnosticada con hiperactividad, trepaba paredes y árboles para jugar y el anciano la invitaba a pasar a su habitación a cambio de caramelos. La prueba obtenida en cámara Gesell fue contundente.

La habitación en la que sucedieron los abusos cometidos por el pervertido: la nena describió a la perfección el lugar

Horror en Merlo: detuvieron a un hombre de 78 años acusado de abusar sexualmente en por lo menos tres ocasiones a una nena de 11 que vive a pocos metros de su casa. Los hechos ocurrieron en una vivienda de la calle San Antonio al 1100 y la chiquita pudo contar todo mediante notas y dibujos que le entregó a su maestra en un diario íntimo. Después, entrevistada por profesionales en cámara Gesell, reveló por completo el calvario que atravesó.

La denuncia fue presentada por la mamá de la víctima, cuya identidad por lógicas razones no se publica, en la Comisaría de la Mujer de Merlo. Fue tras recibir una llamada de la directora de la escuela privada a la que asiste la menor, diagnosticada con hiperactividad y trastornos del sueño, en el que le pedían que acuda cuanto antes pueda para hablar con ella en persona. En esa charla la mujer se enteró del grito desesperado que su hija tenía contenido dentro suyo.

Docente, directiva y vicedirector le hicieron ver el cuaderno con anotaciones que la nena le había entregado a la maestra, en el cual había dibujos de índole sexual y palabras escritas de puño y letra por la víctima. «Hay un señor que me está violando y me hipnotiza para que vaya. Cuando voy a comprar al kiosco, me arrastra a la casa… me quiere meter su pene en mi cuerpo, también me cubre la boca para que no pueda gritar…», se leía en el papel. Ese “señor” tiene nombre y apellido.

Absolutamente conmovida por la situación, la mujer salió del colegio y fue a radicar la denuncia respectiva, con todos los detalles y lo plasmado en el papel del diario íntimo de su hija. Ya en el primer reconocimiento médico legal quedaron probados los abusos: después llegó el resto del recorrido judicial, con declaraciones de la menor ante profesionales y un pormenorizado relato de lo vivido por ella. El degenerado le prometía caramelos, plata y a veces torta que había en su casa, la llevaba a la habitación y ahí la atacaba.

«Hay un señor que me está violando y me hipnotiza para que vaya», escribió la víctima en un diario íntimo que le entregó a su maestra

“Fue muy explícita la chiquita en la cámara Gesell, y cuando no le podía poner palabras hacía dibujos, en donde se observó con nitidez la mecánica de los abusos a los que fue sometida. Además, describió casi a la perfección la habitación en donde la sometía. Es más: la víctima contó que una vez la quiso atar con una tanza, mientras narraba que el pervertido le hacía ‘lo que hacen los nenes y las nenas grandes cuando quieren tener hijos’”, señaló una fuente judicial consultada por Primer Plano Online.

Lo cierto es que, además de su testimonio, la chiquita fue violada anal y vaginalmente, además de haber padecido tocamientos por encima y por debajo de su ropa. Además, como suelen hacer los depredadores sexuales, después de los ataques amenazaba a la víctima para que no dijera nada. “Tu mamá se va a enojar si se entera”, eran algunas de las expresiones. Incluso un día la mamá de la nena, todavía sin estar enterada del caso, observó que el hombre pasó por la puerta de su casa, miró a la nena y se llevó un dedo debajo del ojo como diciéndole a la pequeña “cuidado con lo que decís”.

Pedro Colombo quedó detenido por orden del Juzgado de Garantías Nº 3 de Morón, a cargo del juez Gustavo Robles, luego de la solicitud realizada por la fiscal Marisa Monti, de la Fiscalía Nº 5. El degenerado se negó a declarar y por ahora enfrenta cargos por abuso sexual gravemente ultrajante reiterado -dos hechos-, abuso sexual con acceso carnal reiterado en dos hechos, uno de ellos en grado de tentativa, en concurso ideal con el delito de corrupción de menores agravada por tratarse de una víctima menor de trece años de edad y por mediar violencia y amenazas.

¿Por qué por ahora? Hay otros testimonios que se conocen en el barrio sobre la conducta del sujeto. Y se espera la posibilidad de que más personas se animen a denunciar a partir de que este caso toma estado público. Sin embargo, hay un dato: por ser mayor de 70 años, el imputado puede solicitar la morigeración de la prisión, algo así como arresto domiciliario. Pero solamente si tiene otra casa en donde ir a vivir, porque a la vivienda en la que abusó de la menor no podrá debido a la cercanía con la víctima.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram