Sunday 20 de September, 2020

Hubo 168 femicidios en los primeros siete meses de 2020, un 15 por ciento más que en el año pasado

Son datos de la Defensoría del Pueblo de la Nación en base a estadísticas oficiales. La provincia de Buenos Aires, con 67 casos, es el territorio con mayor cantidad de crímenes de género. La reflexión de la ministra Estela Díaz sobre las medidas de protección hacia las víctimas.

Del total de femicidios, 106 fueron cometidos en el domicilio de la víctima, 49 de las cuales convivían con su agresor; otros 13 en las viviendas de los femicidas y al menos 24 se produjeron en plena vía pública

Un total de 168 casos de femicidios se registraron entre el 1 de enero y el 31 de julio de 2020 en el país, lo que implica un 15 por ciento más de casos respecto al mismo período del año pasado. Los datos surgen de un relevamiento realizado por el Observatorio de Femicidios de la Defensoría del Pueblo de la Nación, que atribuye el incremento a la dificultad de protección que atravesaron las víctimas durante la cuarentena por el coronavirus.

«El aislamiento social y preventivo contra el Covid-19 trajo aparejada la prohibición de la libertad o resguardo de la convivencia de la víctima con su agresor, y con ella, la dificultad de protegerse, independientemente de los diferentes dispositivos de comunicación que se implementaron», indica el informe, en consonancia con el que la semana pasada presentó el Ministerio de las Mujeres, Género y Diversidad Sexual bonaerense sobre el funcionamiento de la Línea 144.

Informe Femicidios 2020

El informe del Observatorio detalla que, del total de casos, 13 fueron femicidios vinculados -es decir, aquellos en los que el propósito del agresor es provocar sufrimiento a la víctima, un agravante incluido en el inciso 12 del artículo 80 del Código Penal-, en los que murieron seis mujeres y siete varones. Además, precisa que durante la etapa estudiada fueron asesinadas dos mujeres trans y se produjeron dos «suicidios feminicidas», categoría con la que se denominan los hechos en los que «las mujeres se quitan la vida como consecuencia de los abusos sistemáticos perpetrados por los hombres», los cuales aún hoy «siguen impunes».

Las estadísticas elaboradas destacan que 106 de los femicidios fueron cometidos por la pareja o la ex pareja de la víctima. En el informe, se indica que se verificó «la existencia de una relación preexistente entre la víctima y el victimario» en la mayoría de los casos registrados, ya que 74 mujeres fueron asesinadas por su pareja, 32 por su expareja y otras 35 por conocidos o familiares, mientras que un porcentaje menor refiere a desconocidos.

Justamente sobre ese tema, la ministra de las Mujeres, Género y Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires, Estela Díaz, reflexionó en diálogo con Adrián Noriega en el programa Primer Plano sobre las medidas de protección de las víctimas. Diferenció, al respecto, el funcionamiento de los botones antipánico, que la mujer lo pulsa cuando el agresor ya está cerca, de las tobilleras electrónicas, que funcionan de otra manera.

“En relación a lo que había en la gestión anterior, nosotras triplicamos la colocación de tobilleras a los agresores, con lo cual ellos saben que están custodiados con esa medida. No se puede acercar un kilómetro a la víctima, y si lo hace, como eso está monitoreado, un móvil policial llega antes”, explicó la funcionaria. “No hay antecedentes de femicidios con tobilleras, aunque sí lo hay con botones antipánico”, agregó. La Plata, General Pueyrredón (Mar del Plata), La Matanza y Lomas de Zamora son los principales lugares en donde crecieron los pedidos de ayuda por parte de mujeres.

El informe de la Defensoría de Nación indica que entre el 20 de marzo, cuando entró en vigencia el decreto de aislamiento frente a la pandemia de coronavirus, hasta el 31 de julio hubo 98 femicidios, trece más que en el mismo período del año pasado, cuando se produjeron 85. No obstante, el mes con mayor cantidad de casos fue enero, cuando se registraron 30 femicidios; seguido por marzo y abril, con 27 cada uno; febrero, con 23; y mayo, con 22.

Del total de femicidios, 106 fueron cometidos en el domicilio de la víctima, 49 de las cuales convivían con su agresor; otros 13 en las viviendas de los femicidas y al menos 24 se produjeron en plena vía pública. A partir de esos datos, el organismo estableció que el 73 por ciento de los casos ocurrieron en entornos familiares para las mujeres, lo que implica que «el hogar de la víctima es el lugar donde más se vulneran los derechos», y que se trata de una tendencia que «se mantiene con respecto a períodos anteriores».

Números dramáticos: 161 mujeres denunciaron intentos de femicidios en la línea 144

En cuanto a los rangos etarios de las víctimas, el estudio señala que del total de casos, 17 mujeres eran menores de 18 años, de las cuales once tenían menos de 10; y que como consecuencia de los femicidios 136 niños, niñas y adolescentes perdieron a sus madres, y en sólo 35 hechos no se registraron víctimas colaterales. Además, sólo el 17,3 por ciento de las mujeres había radicado denuncias por violencia de género de forma previa contra los agresores, una cifra que descendió en relación al mismo período del año pasado (22,6%) y del 2018 (21,6%).

El relevamiento incluye también un apartado sobre los victimarios, y especifica que 23 de ellos se suicidaron tras cometer los crímenes y otros siete lo intentaron pero no lo consumaron, un indicador que se redujo al compararlo con lo registrado durante 2019, con 38 casos de suicidio, y 2018, con 35. Por último, las provincias en donde más femicidios se produjeron son Buenos Aires (67 casos), Santa Fe (22), Tucumán (11), Misiones (9) y Córdoba (8).

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram